Ciudad, Últimas

El gremio de la Sanidad podria ir al paro sino se resuelve la situación salarial

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria que vence el viernes, en el marco del reclamo de aumentos salariales del sindicato en la salud privada. Este miércoles es la última audiencia y si no se destraba el conflicto se podrían reprogramar turnos no urgentes


Este miércoles es la última audiencia para destrabar el conflicto desatado en el Sindicato de Sanidad de la provincia por el reclamo de aumento salarial. El viernes vence la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación y si no se resuelve antes el conflicto estiman que se reprogramarán turnos médicos no urgentes en clínicas y sanatorios de la región.

Este miércoles, el presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Rosario, Roberto Villavicencio, habló en LT8: “El escenario es extremadamente complejo y no por los empresarios ni por los empleados porque si hay algo que ahora estamos reconociendo es la necesidad de actualizarles los valores a toda la planta de las instituciones de salud”.

Explicó que el atraso que tienen en los aranceles “ronda entre el 40 o 45 por ciento más la inflación de este año que es otro 45 o 50 por ciento”. Además agregó: “El Estado se ha metido en el medio y no ha dado las actualizaciones que corresponden para que de alguna manera las podamos trasladar no solamente a nuestros empleados sino a los médicos, a los proveedores, etcétera. Estamos en un estado muy precario”.

Puntualizó que en sus 50 años de carrera “nunca ha ocurrido una cosa semejante”. Insistió en que a pesar de que “el gobierno permanentemente dice que le va a ganar a la inflación pero estamos atrás de la inflación”: “Si no nos permiten aumentar nuestros aranceles estamos imposibilitados de lograr los acuerdos con el gremio”.

Por otra parte, la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Fatsa), liderada por Carlos West Ocampo y Héctor Daer, cotitular de la CGT, llamó a “seguir presionando para vencer la resistencia de los empresarios”. Así, este viernes impulsan paros de cuatro horas por turno, aunque desde el lunes pasado el sindicato movilizó a sus afiliados para “visualizar” su reclamo de un aumento del 45 por ciento para este año en la Ciudad de Buenos Aires y en los establecimientos.

En un comunicado, la Federación Argentina de Prestadores de Salud (Faps) advirtió sobre la reprogramación de los turnos no urgentes en caso de que no haya un acuerdo con el sindicato en las paritarias.

Villavicencio expresó su expectativa para que se destrabe la situación antes del viernes. Sino “se van a empezar a tomar medidas por parte de los empleados y las empresas al no poder hacer frente a sus actividades regulares y van a tener que suspenderlas”.

 

Comentarios