Edición Impresa, Política

Empleos en riesgo

El gobierno propuso ahora un “acuerdo de estabilidad laboral”

El presidente anunció la firma de un compromiso con empresarios para no reducir planteles en los próximos noventa días.


El presidente Mauricio Macri anunció ayer en la Casa Rosada la puesta en marcha de un “acuerdo de estabilidad laboral”, que implica un compromiso por parte de grandes empresarios para no despedir empleados, e incluso incrementar las plantillas de trabajadores de sus compañías, durante los próximos 90 días.

El gobierno apostó a la firma de este acuerdo con los representantes de las empresas de mayor envergadura para frenar, o al menos desalentar, el avance de la ley antidespidos que impulsan en el Congreso la oposición y las cinco centrales sindicales y que prohíbe los despidos por seis meses y establece la doble indemnización.

Encuentro con gremialistas

Tras la reunión con los empresarios y antes del anuncio en el Salón Blanco de la Casa Rosada, Macri también mantuvo un encuentro con once secretarios generales de distintas vertientes de la CGT, quienes bregan por la aprobación de la ley resistida por el gobierno y se retiraron sin realizar declaraciones y sin sumarse al acto oficial.

Entre los sindicalistas que se reunieron con el presidente estuvieron Antonio Caló (UOM), Luis Barrionuevo (Gastronómicos); Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), Omar Maturano (Maquinistas de trenes); Roberto Fernández (UTA), Gerardo Martínez (Uocra), Carlos West Ocampo (Sanidad) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias).

El acuerdo

El compromiso firmado con los empresarios –cuya cantidad no fue informada por el gobierno– consta de tres puntos: no reducir los planteles de empleados por los próximos 90 días; generar planes de inversión para promover más puestos de trabajo y trabajar junto al gobierno y sindicatos en una agenda de desarrollo. El paquete de medidas en las que trabaja el gobierno continuará hoy, con un encuentro con representantes de las pymes, ante quienes se presentará un plan de incentivos impositivos para “aliviar la situación” financiera que atraviesan varias pequeñas y medianas empresas.

“Defender el trabajo”

En el Salón Blanco, el presidente enfatizó que “este encuentro tiene por objetivo defender el trabajo argentino” y dijo que espera que en los próximos días más empresarios se sumen al acuerdo, ya que el objetivo de su gobierno no es únicamente conservar el empleo, sino “crear millones de puestos de trabajo para todos los argentinos”.

“Quiero agradecerles este compromiso porque todos tenemos que poner el hombro para poner a este país en marcha”, sostuvo Macri durante el acto al que asistieron sólo los empresarios convocados y que aceptaron firmar voluntariamente el acuerdo propuesto por la Casa Rosada.

Al respecto, planteó que “hace cinco años que no se genera trabajo de calidad en la Argentina” y que “tres millones de argentinos están en condiciones laborales precarias y un tercio de los adultos ya no busca trabajo”, por lo cual consideró: “No son números, son familias, personas con preocupación y con angustia”.

“Es una obsesión para este gobierno y para mí generar trabajo porque todos sabemos que el camino hacia la pobreza cero se basa en la generación de trabajo, pero no de cualquier trabajo, sino de trabajo calificado. Estoy seguro de que lo podemos lograr. Si  trabajamos juntos vamos a lograr millones de puestos de trabajo,  pero también tenemos que recordar el punto de partida, que no es un punto de partida fácil”, dijo Macri.

Y recalcó que hay empresarios que ya le adelantaron futuras inversiones, como la compañía de software Globant “que va a tomar 5 mil jóvenes en los próximos cinco años” y de Pérez Companc, que también “va a crear 5.100 puestos de trabajo”.

Mensaje a la oposición

En un mensaje a la oposición, Macri cuestionó a quienes se reúnen “para crear trabas e impedir el desarrollo” de la Argentina y remarcó: “Eso es la viveza criolla mal entendida, eso no es buena política, es bastardear la política”.

“Hacer política es dialogar con todos los sectores buscando coincidencias pero con el objetivo de lograr soluciones concretas. No es hacer política reunirse para crear trabas. Eso es volver a caer en eso que les pedí que desterremos, que es la viveza criolla mal entendida”, insistió, frente a empresarios como Alfredo Coto; Cristiano Ratazzi; Luis Betnaza; Daniel Funes de Rioja; Luis Pagani, Luis Etchevere, Eduardo Elsztain, Marcelo Fernández y Osvaldo Cornide.

Gioja defendió la ley

El diputado José Luis Gioja (Frente para la Victoria-PJ) cuestionó ayer el acuerdo firmado entre el presidente y empresarios líderes y acusó al Ejecutivo de querer “cambiar la fuerza de una ley por la firma de un papel”. “Macri pretende cambiar la fuerza de una ley por la firma de un papel”, afirmó en un comunicado, al manifestar su rechazo al compromiso asumido por los empresarios. “Una vez más el país asiste a un acuerdo entre el gobierno y las empresas para evitar despidos cuando en el Parlamento avanza un proyecto para darle estabilidad a los trabajadores con fuerza de ley”, dijo el titular del PJ.

Comentarios