El Hincha

Clásico de ellas

El fútbol femenino llegó para quedarse

El primer partido oficial entre Newell’s y Central se diputó en Bella Vista y terminó igualado 2 a 2. Los goles de la Lepra los convirtieron Martina Dezotti y Brunela Piccini. Mientras que Érica Lonigro y Virginia Gómez marcaron para el Canalla.


Por primera vez en la historia del fútbol rosarino se enfrentaron de forma oficial leprosas y canallas. El partido terminó igualado 2-2, pero el resultado es un detalle menor. En un momento en dónde la lucha por la igualdad de género, en todos los espacios, se hace cada vez más grande y va tomando las calles (literal), el fútbol no es un mero espectador. Y el día de ayer fue uno de esos tantos ejemplos.

La cita tuvo lugar en el predio rojinegro de Bella Vista. Desde temprano, muchas familias se ubicaron detrás del alambrado. Con mates y reposeras, se acercaron para vivir el día patrio mirando fútbol. Y la nota de color fue que estaban presentes la parcialidad local y visitante, cómo hace mucho no se veía en un clásico rosarino.

Saludo inicial. Ambos planteles ingresaron juntos al campo de juego.

Las jugadoras ingresaron al campo de juego todas juntas y el centro de la cancha se tiñó de rojo, negro, azul y amarillo.

El pitazo inicial fue más significativo que el de costumbre, porque dio comienzo a un duelo que quedará en la historia y en la memoria de muchas personas. Pero principalmente de ellas: las protagonistas.
Érica Lonigro, goleadora del torneo, se anotó con la primera emoción del encuentro. La delantera del Canalla, intratable, marcó el 1-0 a 8 minutos del inicio.

En la previa, las estadísticas lo daban como favorito al equipo visitante. Las dirigidas por Rosana Gómez llegaban invictas. Además, Central es un equipo que está consolidado, ya que hace varios años que participa de la disciplina.

Vestidos para la ocasión. La terna arbitral vistió una camiseta especial para el Clásico rosarino

Pero a pesar de estar en desventaja, la Lepra supo hacer un buen planteo y las defensoras pudieron cubrir bien a la dupla rival Lonigro-Gómez. En tanto que la arquera Selene Alegre se convirtió en una de las figuras. Y a pesar de la desventaja, las dirigidas por Mariano Faurlin no bajaron los brazos y en la segunda etapa entraron con todo.

Martina Dezotti, goleadora rojinegra, se puso el equipo al hombro y fue protagonista en los dos tantos de su equipo. Primero, ejecutó el tiro libre que Brunela Piccini empujó hacia la red para decretar el 1-1. Y fue por más, ya que unos minutos después fue en busca de una pelota perdida y a través de un toque preciso, puso el 2-1. Lo daba vuelta la Lepra.

Luchan. El partido fue muy parejo y terminó igualado, resultado justo.

Sin embargo, las auriazules no se dieron por vencidas y a través de un tiro libre, Virginia Gómez puso el 2-2 definitivo.

En un choque que tuvo todos los condimentos de un clásico, los nervios y la pasión también jugaron su partido.

Fue un día histórico para el deporte rosarino. Ellas fueron las protagonistas, cómo lo son todos los fines de semana cuando salen a la cancha para jugar el torneo organizado por la Asociación Rosarina, que vale destacar, escuchó los pedidos y organizó una competencia que además de ser necesaria, muestra un gran nivel. Fueron las primeras. Abrieron una puerta que nadie dejará que se cierre, ya que el fútbol también es cosa de mujeres.

 

Una jornada muy especial

Una vez finalizado el encuentro, las chicas se acomodaron para los flashes. Es que al ser un partido tan especial, muchos medios locales y nacionales se acercaron a cubrirlo.

“Es algo inexplicable. Con todo lo que se viene luchando porque se nos escuche, este partido tiene otro sabor. La verdad es que estoy muy feliz” afirmó a El Hincha luego del clásico Bianca Recanati, jugadora leprosa. Y destacó que, si bien hace poco tiempo que están jugando juntas, supieron adaptarse a lo que plantea el cuerpo técnico.

En tanto, Mariano Faurlin, DT de Newell’s, afirmó que el derby se “vivió con mucha ansiedad”. Y que en todo momento trataron de transmitirles tranquilidad. “Valoro mucho la recuperación porque arrancamos perdiendo y nos pudimos levantar”, señaló el técnico sobre el juego.

Y además afirmó que “no era un partido fácil, entendíamos que para compensar la diferencia con Central teníamos que fortalecer nuestras virtudes” y destacó las del rival: “Sabíamos que es un equipo que maneja muy bien la pelota, que es un equipo profundo, que tiene otra experiencia”.

Como hacía mucho tiempo no sucedía, el clásico rosarino se vivió con parcialidad visitante. Y ese factor también jugó.
“Fue un partido tenso. El primer clásico con lo que eso significa. Fue muy lindo sentir la hinchada visitante y local”, destacó Solange Menotti, la arquera canalla, de gran actuación.

Este dato también fue mencionado por la entrenadora auriazul, Rosana Gómez: “El factor externo también jugó, el nerviosismo, la ansiedad”. Y se mostró emocionada por el encuentro. “Me enorgullece, por ser parte de la historia, porque me tuve que ir de la ciudad para jugar al fútbol y desarrollarme como deportista y que hoy las chicas lo puedan vivir acá, cerca de sus seres queridos, en el equipo del que son hinchas, eso es fantástico”.

Sobre el juego, Gómez hizo hincapié en que “nos faltó poder jugar a los toques, cuestiones tácticas que sé que las chicas tienen y hoy no se vieron en la cancha”.

Y finalizó expresando su gran deseo: “Que el fútbol femenino tenga un lugar mejor. Basta de tabúes y estereotipos. El fútbol femenino viene para quedarse y no se quiere ir más”.

 

Las protagonistas

Leprosas: Selene Alegre, María Eugenia Ramírez, Luciana Ferreyra, Carla Arduino, Brunela Piccini, Ayelén Gigena, Agustina Almitrano, María Laura Ramírez, Belén Montenegro, Martina Dezotti, Bianca Recanatti. Suplentes: Daiana Cozzoni, Eliza Quiroz, Clarisa Paolorossi, Mariela Sánchez, María Cielo Leguizamón, Josefina Luppi y Candela Giuda.

Canallas: Selene Menotti, Nadia Capo, Rocío Sebastianelli, Cecilia Centurión, Romina Escalada, Camina Bellavia, Maira Sánchez, Valentina Mana, Paula Salguero, Virginia Gómez, Érica Lonigro. Suplentes: Melina Álvarez, Pamela Juarez, Graciela Paris, Luana Rodríguez, Rebeca Foray, Viviana Ortiz y Nanci Trescher.

 

El dato

41.250 días separan el primer clásico oficial masculino del femenino. El primero de ellos,fue el 18 de junio de 1905. Pasaron 112 años, 11 meses y 8 días, para que llegue el turno de las chicas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios