Policiales

Los infiltrados

El funcionario de Los Monos: Fiscalía Regional Rosario investiga quién filtraba data a la banda

Para Serjal, jefe de los fiscales locales, "habrá que analizar" si fue falta o delito lo detectado en pesquisa por asociación ilícita, por la cual este viernes imputaron a cuatro civiles y un policía. Para Sain, ministro de Seguridad provincial, "un fiscal tenía lazos estrechos con la criminalidad"


El día después de que trascendiera que un empleado del Ministerio Público de la Acusación (MPA), o incluso un fiscal, colaboraba con el accionar delictivo de una célula de Los Monos dedicada al rubro extorsión, entre otros, el fiscal Regional Patricio Serjal informó que se trabaja en su identificación. Junto con sus subordinados Matías Edery y Luis Schiappa Pietra dio una conferencia de prensa este viernes.

El dato de la connivencia oficial con el delito surgió de escuchas que constan en una pesquisa derivada de la que investiga el crimen de Enrique Encino en el casino City Center ocurrido en enero pasado. Según la Fiscalía, una organización delictiva vinculada con el clan Cantero e integrada por un comisario retirado manejaba juego clandestino en distintos lugares del departamento Rosario, y a la vez extorsionó al menos a seis personas o empresas para obtener dinero.

Por este caso, la jueza Valeria Pedrana imputó en la noche de este viernes al comisario retirado Alejandro Torrisi, al ya conocido Maximiliano “Cachete” Díaz, a su pareja Flavia Broin, a José Perlo y al ciudadano dominicado Otniel Almonte de León como integrantes de una asociación ilícita, organizador en el caso de Cachete, y les dictó prisión preventiva por el plazo de ley, al final de una audiencia que comenzó este jueves y había pasado a cuarto intermedio.

Extorsiones y juego clandestino fueron la base para la recaudación de un alfil de Los Monos

La mirada de los fiscales

“No siempre tiene que ver (Ariel Máximo “Guille”) Cantero. Es como que es el nombre que se usa para intimidar. Los montos dependen de la persona a la que se extorsionaba. Se secuestró un papel donde decía cuánto pagaba mucha gente por mes y había cifras de 2 mil dólares, 20 mil pesos, 30 mil pesos, 50 mil pesos. En enero le subieron el precio a todos. Es la típica venta de protección que hace la mafia. Es protegerte de ellos mismos. Si no cumplías te tiroteaban tu casa, te llevaban la foto de tus familiares, de tu casa, para demostrarte que sabían por dónde te movías” detalló el fiscal Edery.

Dijo por su parte el fiscal Schiappa Pietra: “Estas cosas nos demuestran que Los Monos diversificaron su accionar y que esta es una actividad mucho más vinculada al otorgamiento de seguridad en ilícitos que otra cosa. Nosotros mostramos en la audiencia que una persona que suponemos tiene vinculación con el Ministerio Público le transmite información al organizador de esta estructura”.

El superior de ambos, el fiscal Regional Serjal, definió: “Por supuesto que es repudiable cualquier tipo de información que salga desde el Ministerio Público de la Acusación hacia una organización criminal. Sin duda. En principio habría que analizar si es un delito, una falta como fiscal. Hay que analizar qué implicó esto, si tuvo implicancia en la causa o no, si hubo otros mensajes, esos son análisis que hay que hacer”.

La visión del ministro Sain

“Estamos frente a un problema de una gran envergadura, más allá de que la proliferación del juego clandestino a través del juego electrónico es muy alta en el último tiempo”, dijo el ministro de Seguridad Marcelo Sain.

En declaraciones a LT8, describió el funcionario provincial: “Es un grupo abocado a la criminalidad más compleja, Los Monos o un sector de ellos, dedicado a las extorsiones violentas y que fueron protagonistas de la mayoría de las balaceras en el último año, empezaron a incursionar en este tipo de negocios. Y lo sorprendente es que algo que era manejado por el sector privado en alianza con la Policía le abre mano a un sector violento que tiene las manos manchadas de sangre”.

“Este gobierno está comprometido en sacar la basura debajo de la alfombra. Ahora hay una decisión político-institucional, y de un sector muy reducido del MPA, de ir para adelante ventilando este tipo de criminalidad de poder. Acá hay puntos graves donde hay para mí un fiscal, no un empleado de Fiscalía, que evidentemente tenía lazos estrechos con esta criminalidad que fue demostrada ayer (por el jueves) y eso da cuenta de una situación extremadamente grave”, añadió Sain.

 

Comentarios