Automovilismo, El Hincha

Automovilismo

El entrerriano Mariano Werner es el nuevo monarca del Turismo Carretera

Hace diez años que el piloto de Ford tenía este título entre ceja y ceja. En 2010, sumó más puntos que nadie en la Copa de Oro, pero como no pudo conseguir el triunfo necesario para ser campeón, se quedó sin la corona. "A veces las cosas tardan, pero llegan en su debido momento”, dijo el paranaense


Mariano Werner logró una ansiada consagración en Turismo Carretera, al terminar quinto en la última competencia de la Copa de Oro disputada en el autódromo San Juan Villicum, donde se impuso el campeón saliente, Agustín Canapino.

Hace una década que el piloto entrerriano tenía este título entre ceja y ceja. En 2010, sumó más puntos que nadie en la Copa de Oro, pero como no pudo conseguir el triunfo necesario para ser campeón, se quedó sin una corona que, precisamente, se calzó Canapino.

Lo intentó denodadamente a lo largo de estos años Werner. Por caso, terminó segundo en la Copa de Oro de 2013, y tercero en los playoffs de 2016 y 2019.

A este capítulo final de una temporada atípica, por el receso de seis meses que sufrió a raíz de la pandemia de Coronavirus, Werner llegó como gran candidato y con tres victorias en su baúl, quizás el dato más relevante ante tamaños antecedentes.

En ese contexto, el piloto de Paraná administró el rendimiento de su Ford durante todo el fin de semana. Se planteó terminar entre los primeros cinco de la clasificación y lo logró. Luego conservó la segunda ubicación en la serie más rápida de la mañana, que encabezó el Chevrolet de Canapino.

Ya en carrera, el entrerriano de 31 años evitó los conflictos. Por eso no le opuso ningún tipo de resistencia a Gastón Mazzacane cuando el platense, también candidato al título, le ganó la posición.

Consciente de que el resultado le alcanzaba para ser campeón, Werner mantuvo su ubicación e hizo estériles los últimos intentos de Jonatan Castellano, quien necesitaba ganar con su Dodge pero terminó segundo.

También echó por tierra las ilusiones de Mazzacane, quien completó el podio en San Juan, y de Juan Cruz Benvenuti, quien llegó a San Juan como su escolta en la Copa de Oro y concluyó noveno con su Torino.

A Werner esta vez no se le escapó. El paranaense logró su segundo título en el automovilismo grande nacional, después del obtenido en la Clase 3 de Turismo Nacional, en 2017, y lo festejó sobre el techo de su Ford, ante la mirada de los 4.000 fanáticos que pudieron ser testigos de su esperada consagración.

“Haber llegado a este sueño es increíble. A veces las cosas tardan, pero llegan en su debido momento”, resumió Werner antes de subirse al podio para desatar uno de los tantos festejos que protagonizará en los próximos días.

Comentarios