Ciudad, Policiales, Política

Redes sociales

“El dolor después del dolor”: Ciudad Futura despidió a Eduardo Trasante con un emotivo mensaje

Al pastor evangélico y ex concejal rosarino Eduardo Trasante lo asesinaron de un disparo en la cabeza este martes minutos antes de las 15 en el living de su casa de San Nicolás al 3600, en barrio Alvear. Los tiradores estaba a cara descubierta y fueron dos: llegaron caminando y se fueron igual

Foto: Franco Trovato Fuoco

Al pastor evangélico y ex concejal rosarino Eduardo Trasante lo asesinaron de un disparo en la cabeza este martes minutos antes de las 15 en el living de su casa de San Nicolás al 3600, en barrio Alvear. Los tiradores estaba a cara descubierta y fueron dos: llegaron caminando y se fueron igual. El ataque duró seis minutos. Desde Ciudad Futura despidieron a Eduardo Trasante con un emotivo mensaje.

View this post on Instagram

El dolor después del dolor: la ciudad donde hay que pedir justicia por los que pedían justicia. . Jamás pensamos tener que escribir esto. El sábado pasado un compañero se juntó con él, ayer por teléfono coordinamos por un caso de asistencia alimentaria en un barrio. Así, como siempre lo hicimos, desde distintos lugares y en distintos momentos de nuestra historia conjunta. Lo que nunca creímos posible es volver a sentir la misma bronca que aquel 1ero de enero de 2012 y menos tener que volver a escribir el mismo apellido. No tenemos palabras sino las ya conocidas. Que esta ciudad se fue a la mierda hace rato, que así no se puede más. Que aunque peleamos todos los días por cambiarla vienen ganando los mismos de siempre, y la muerte se naturaliza aunque digamos todos los días que no hay que naturalizar la violencia. Para eso luchó Eduardo, “para que a nadie más le pase lo que le pasó a mis hijos” decía. Y le pasó a él. La desigualdad y violencia contra la que peleó, contra la que luchamos juntos, se lo terminó llevando a él. Un crimen de una gravedad política inédita en la historia reciente de #Rosario, una ciudad que ya toma como normal que maten un pibe por día mientras sea parte del pueblo pobre que a nadie le importa. Por eso llegó el momento, esto tiene que ser un punto de inflexión, un hasta acá llegamos. Algo tenemos que haber aprendido del triple crimen de Villa Moreno: a no titular “ajuste de cuentas”, a no decir más que se matan entre ellos, a no jugar políticamente, a no especular, a respetar el duelo, a honrar la vida. A dejar de sospechar de las víctimas preguntando “en qué andaban?” solo por ser pobres. Ya basta. Otra vez ya basta! Cuántas veces vamos a tener que decirlo, cuántas veces tenemos que gritarlo? Esto es #MafiasODemocracia. Por eso convocamos mañana a las 8hs a todas la fuerzas políticas y sociales a una conferencia en el Concejo para exigir, todos juntos y sin fisuras, Justicia por Eduardo Trasante y protección y cuidado para su familia. Justicia por el que luchó por justicia. Hoy nos toca, en un giro cruel de la historia, llevar la foto del que llevaba la foto. La foto de esta sociedad desigual, violenta e injusta.

A post shared by Ciudad Futura (@ciudad_futura) on

Jamás pensamos tener que escribir esto. El sábado pasado un compañero se juntó con él, ayer por teléfono coordinamos por un caso de asistencia alimentaria en un barrio. Así, como siempre lo hicimos, desde distintos lugares y en distintos momentos de nuestra historia conjunta. Lo que nunca creímos posible es volver a sentir la misma bronca que aquel 1ero de enero de 2012 y menos tener que volver a escribir el mismo apellido. No tenemos palabras sino las ya conocidas. Que esta ciudad se fue a la mierda hace rato, que así no se puede más. Que aunque peleamos todos los días por cambiarla vienen ganando los mismos de siempre, y la muerte se naturaliza aunque digamos todos los días que no hay que naturalizar la violencia. Para eso luchó Eduardo, “para que a nadie más le pase lo que le pasó a mis hijos” decía. Y le pasó a él. La desigualdad y violencia contra la que peleó, contra la que luchamos juntos, se lo terminó llevando a él. Un crimen de una gravedad política inédita en la historia reciente de Rosario, una ciudad que ya toma como normal que maten un pibe por día mientras sea parte del pueblo pobre que a nadie le importa. Por eso llegó el momento, esto tiene que ser un punto de inflexión, un hasta acá llegamos. Algo tenemos que haber aprendido del triple crimen de Villa Moreno: a no titular “ajuste de cuentas”, a no decir más que se matan entre ellos, a no jugar políticamente, a no especular, a respetar el duelo, a honrar la vida. A dejar de sospechar de las víctimas preguntando “en qué andaban?” solo por ser pobres. Ya basta. Otra vez ya basta! Cuántas veces vamos a tener que decirlo, cuántas veces tenemos que gritarlo? Esto es #MafiasODemocracia.

Comentarios