Ciudad, Edición Impresa

El CEC no para de crecer

Su director, Pichi Debenedictis, repasó de las actividades encaradas a lo largo del año que pasó en la institución de Sargento Cabral y el río, y vaticina que el 2010 será “de consolidación”

El Centro tuvo un año muy activo, que piensan repetir en el presente. (Foto: Marcelo Masuelli)
El Centro tuvo un año muy activo, que piensan repetir en el presente. (Foto: Marcelo Masuelli)

“Es increíble ver cómo creció este espacio cultural. Cuando creamos el CEC era sólo eso, y hoy forma parte de una zona intervenida por el Centro de la Juventud, la Escuela de Rock, la de Artes Urbanas, la de Carnaval, y el proyecto de la Franja Joven”, expresa emocionado y orgulloso Héctor Pichi Debenedictis, director del Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC), a modo de balance de los catorce años de la entidad cultural. El lugar, ubicado en Sargento Cabral y el río, integra la zona de múltiples actividades culturales albergadas en los viejos galpones portuarios. Claro que tanto crecimiento le permitió a Debenedictis adelantar que el año que comienza “va a ser de consolidación”. “Somos lugar reconocido para las artes visuales, y a nivel internacional”, dice, haciendo referencia a la utilización del centro cultural como subsede de eventos de renombre, como el Madrid Fotos.

Según lo explicado por el director a la hora de hacer un balance del año, se destaca la “calidad en el proceso, trabajar mancomunadamente, con transversalidad y horizontalidad”. Al mismo tiempo, señaló que, por un lado, la programación interna del lugar en cuanto a artes visuales posicionó el ciclo de teatro de directores rosarinos como un clásico en la agenda de espectáculos anuales en la ciudad. “El ciclo abierto funcionó muy bien, con más público que en ediciones anteriores y resultó interesante ver cómo ha crecido el público teatral. Si bien sigue siendo un grupo medianamente reducido, se nota que seguirán sumando seguidores a estas propuestas”, manifestó.

En tanto, otra de las muestras del crecimiento del Centro de Expresiones Contemporáneas fue la inauguración, en junio, del sector en el Shopping Portal Rosario. “Este proyecto partió de la convicción de que una de las premisas fundamentales de cualquier centro cultural es establecer el vínculo entre los creadores y el público a través de la exposición de su producción. En este contexto y gracias a la cesión gratuita (sin costo alguno para el municipio) de un local por parte del Portal, logramos generar un espacio en el que este tipo de propuestas no es común, pero en el que sí se desarrollan otras manifestaciones culturales como el diseño, la moda, la gastronomía, signos paradigmáticos de la cultura contemporánea, e incluso la literatura, la música y el cine en sus librerías y salas”.

Asimismo, se llegó al quinto año de publicación de la revista Zum, diseñada y redactada por colaboradores locales, integrantes del equipo del CEC, con temas de interés en el ámbito cultural de la ciudad. La publicación mantuvo sus ediciones innovadoras en cada número y un sinfín de artículos que trataron el pensamiento joven, al igual que una especie de “vidriera” para las producciones presentadas en el sector cultural.

Pichi Debenedictis expresó que el objetivo que sigue la publicación tiene que ver con la coherencia de “hacer una revista de terreno de experimentación para quienes están estudiando comunicación y diseño” y que es “un medio para equivocarse, para cometer errores, de los cuales luego se aprende y se crece”, agregó. Paralelamente, destacó que cada número se hace con un equipo distinto, integrado por profesionales y estudiantes rosarinos, y que en las últimas ediciones se ha contado con la colaboración de comunicadores (o estudiantes) de la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Nacional del Litoral.

Continuando con el balance y el recuerdo de los hechos más controvertidos del Centro de Expresiones Contemporáneas, su director rememoró el Sex sale, una propuesta que tocó un tema tabú dentro de las instalaciones del shopping local. “Lo impactante de esta propuesta fue que en estos centros de compras hay público de la región distinto del de los centros culturales, y fue otro tipo de público al que llegamos con nuestras producciones”, aseveró Debenedictis. Asimismo, remarcó que el espacio en el Portal fue compartido con las producciones de los museos Juan B Castagnino y el de Arte Contemporáneo (Macro). “Fue una experiencia muy grande; la gente se sacaba fotos con las obras y el changuito”, recordó.

En tanto, en el ámbito musical el CEC fue pionero en los escenarios locales de mostrar artistas locales y nacionales en una versión “desenchufada”, dentro de la programación del ciclo 45dB. Esta propuesta logró, con el correr de los meses, su espacio en uno de los canales de cable de la ciudad. “Al trabajar en conjunto con la señal de Cablehogar, se obtuvo la atención de un público mayor”, puntualizó el director.

Ahora, en el comienzo un nuevo año, el CEC está listo para seguir creciendo y generando nuevas propuestas dentro de la cultura local, trabajando a la par de instituciones locales, nacionales e internacionales para abrir el abanico de oportunidades artísticas a sus creadores y al público en general, remarcó Debenedictis.

Las cifras del 2009

Según los datos enunciados por el consejo directivo del CEC, para  disfrutar de los espectáculos presentados durante 2009 pasaron por allí unas 37.800 personas. La agenda incluyó 41 obras de arte escénico, 27 recitales y 22 muestras de artes visuales, además de charlas y diferentes actividades. Entre las producciones creadas en conjunto con otras instituciones estuvo la sexta muestra colectiva de fotos, de la cual participaron más de 250 fotógrafos de Rosario y el país. Además, se contó con la participación de las 1.827 personas que se capacitaron en los cincuenta cursos dictados, y más de 2.400.000 visitantes pasaron en seis meses por el espacio inaugurado en el shopping Portal Rosario.

Tablas comprometidas con la historia

Entre las propuestas que hacen al ámbito cultural y social, 2009 fue un año en el que el CEC dio un paso más profundo en el compromiso con la historia local y nacional. El ciclo Teatro x la identidad cumple este año una década de su creación en Capital Federal, y durante 2009 tuvo su cuarta edición en Rosario. La particularidad de este encuentro fue la convocatoria, por concurso, de dramaturgos de la ciudad para integrar la grilla de piezas teatrales de una de las entregas teatrales más reconocidas del país.
Asimismo, desde el CEC adelantaron que la convocatoria a la quinta edición local del encuentro tendrá lugar entre el 1º de febrero y el 31 de mayo.

La propuesta, que pretende reflexionar acerca de sus elementos constitutivos y sus analogías respecto de nuestra historia como pueblo, de cómo las historias individuales se inscriben en el proyecto colectivo, fue organizada, en la última edición local, por Abuelas de Plaza de Mayo, en conjunto con el Museo de la Memoria y el departamento de Artes Escénicas de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario.

Comentarios