Economía

No para

El bolsillo se prende fuego cuando se carga combustible

Hoy en Rosario llenar el tanque de un Bora con Nafta premium cuesta 1.300,2 pesos más que en diciembre de 2015.


 

Ceso*

El gobierno de la alianza Cambiemos definió como política energética la determinación del precio interno de los combustibles en base al precio internacional, dejando a los consumidores expuestos ante los vaivenes del precio internacional del petróleo y del tipo de cambio. En un contexto de aumento continuo del precio del barril de petróleo a nivel internacional y de devaluación de la moneda, los sucesivos aumentos de combustibles no son suficientes para igualar el nivel internacional. Los aumentos de agosto son de 4,5% en nafta súper, 5,5% en nafta premium, 7,7% para el gasoil común, 6,8% el gasoil premium, para las principales surtidoras de los cinco nodos más importantes de Santa Fe. A raíz de este cambio en la política de regulación de los combustibles Ceso (Centro de Estudios Scalabrini Ortiz) hizo un seguimiento de precios en los principales surtidores de venta al público de las ciudades cabecera de los cinco departamentos más poblados de Santa Fe. El interrogante fue en qué ciudades es más económico consumir gasoil, nafta y GNC, cuánto aumentaron en los primeros meses de 2018, durante el último año y desde la asunción de Cambiemos al gobierno nacional.

 

Vuela vuela

De las ciudades cabecera de los cinco departamentos más poblados de Santa Fe, la ciudad que tiene el nivel más alto de precio del gasoil común en su principal surtidor es Reconquista, donde el precio del litro alcanza 30,82 pesos. La ciudad con el mayor precio de gasoil premium es también Reconquista, donde el precio por litro es de 36,27 pesos. El mayor precio de nafta súper se encuentra en Venado Tuerto, donde el litro cuesta 34,17 pesos en su principal estación de servicio. Junto con Reconquista, posee también los mayores valores de nafta premium, 40,59 pesos por litro.

En el transcurso de 2018, en promedio, los combustibles líquidos aumentaron un 35,16%. Los aumentos en nafta súper fueron en promedio 31,71% mientras que en la premium fue de 37,76%. El gasoil común aumentó en promedio 34,80% mientras que en el premium fue de 36,36%. Por su parte, el GNC aumentó 25,86%. Durante los últimos 12 meses, en promedio, el gasoil común aumentó un 53,82%; el Premium un 59,80%, la nafta súper 51,01% y la nafta premium un 61,25%. Desde diciembre de 2015, en las ciudades de Venado Tuerto y Reconquista se registraron los mayores aumentos. La nafta premium aumentó 146,17%, la súper 129,66%, el gasoil Premium 132,72% y el común 123,18%. Pese a esto incrementos, el precio en surtidor de los combustibles presenta hoy un atraso del 24% con respecto al precio internacional del barril de petróleo en pesos. Si se termina de trasladar el aumento del barril a los combustibles, la nafta súper debería alcanzar los 41,34 pesos por litro, tal como reclaman desde el sector de hidrocarburos.

También señalan las modificaciones en los precios de las naftas los datos seleccionados de la estación de servicio que despacha la mayor cantidad de nafta, gasoil y GNC de las ciudades cabecera de los cinco departamentos más poblados de Santa Fe. En Reconquista, para recorrer 100 kilómetros un camionero debe hoy pagar 137,44% más que en diciembre de 2015 al cargar gasoil común, es decir 624,4 pesos adicionales. En ese período, en Venado Tuerto el gasoil premium pasó de 15,27 a 35,8 pesos en una de las principales estaciones de la ciudad, provocándose un aumento del 134,45%. Hoy en Rosario llenar el tanque de un Bora con Nafta premium cuesta 1.300,2 pesos más que en diciembre de 2015. En Rafaela un Peugeot llenaba el tanque de nafta común en diciembre de 2015 con 877,84 pesos mientras que llenarlo hoy cuesta 2031 pesos lo que representa un 131,39% adicional.

 

Los aumentos no terminaron

La tendencia al alza del valor internacional del barril de petróleo Brent y la devaluación del peso frente al dólar genera expectativas de aumentos en el mercado interno argentino. Esto se da por la definición política de Gobierno Nacional de determinar del precio interno de los combustibles en base al precio internacional. Si bien esta lógica opera para aquellos países fuertemente importadores de petróleo, Argentina es un país que, por sus reservas petroleras especialmente a partir de la explotación de vaca muerta, puede lograr el autoabastecimiento y definir precios internos menores a los internacionales para fomentar el desarrollo económico.

 

(*) Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios