Espectáculos

Arribo fatal

El arribo de Xuxa, teñido por la tragedia

El desembarco de la Reina de los Bajitos en Ezeiza del miércoles por la noche quedó opacado por la tristeza que produjo en el ambiente artístico la muerte súbita de Hernán Mondragón, fanático de la actriz y conocido relacionista público, quien la estaba esperando


Ya alejada de la pantalla chica y de su altísima exposición mediática de los años 90, Xuxa regresó al país el miércoles por la noche y su arribo al Aeropuerto de Ezeiza, frente a cientos de fanáticos que la esperaban con carteles de bienvenida, estuvo teñido por la tragedia. A poco de llegar, uno de sus seguidores incondicionales, Hernán Mondragón, muy conocido y querido en el ambiente artístico porteño por su trabajo de relacionista público, murió de un infarto en medio del tumulto.

Unas horas antes, Mondragón, seguidor de la actriz y cantante desde hace años, había dejado un escalofriante mensaje premonitorio en las redes sociales. “Voy a morir de la emoción ¡mañana!”, escribió el relacionista público en su cuenta de Facebook junto a una foto compartida con la actriz.

Fanático desde hace años de la otrora cantante brasileña, conocida popularmente como la Reina de los Bajitos, tal como ella llamaba a los niños en toda Latinoamérica, Mondragón se había mostrado muy emocionado por la llegada de su ídola máxima a la Argentina, quien vino por cuestiones publicitarias y, aunque no está confirmado, una posible participación en el programa de Marcelo Tinelli, con quien la une una vieja amistad.

Según se pudo ver en sus redes sociales, Mondragón acompañaba desde el fanatismo a Xuxa desde hace poco más de dos décadas, cuando la brasileña tuvo un exitoso paso por la televisión argentina con su programa para chicos, en un tiempo en el que alcanzó altísimos niveles de popularidad en el país, donde grababa su programa para el resto de Latinoamérica.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios