Región

Santa Fe

El ajuste donde más duele: le quitan fondos nacionales al Hospital Alassia

La Nación dejará de financiar las cirugías por cardiopatías congénitas en el Hospital de Niños de la capital santafesina. Fuertes críticas de todo el arco político hacia el gobierno de Cambiemos


El gobierno nacional dio de baja al Hospital de Niños Orlando Alassia, de la ciudad de Santa Fe, del Registro de Prestadores para la atención de Cardiopatías Congénitas. Así, el nosocomio se queda sin financiamiento nacional para las cirugías cardiovasculares de niños con malformaciones del corazón. La decisión generó un fuerte malestar en la capital de la provincia y tuvo eco tanto en el Congreso, en la Legislatura y en el Concejo Municipal.

Desde el Ministerio de Salud de la provincia reconocieron el dato sin hacer comentarios. Sí se pudo saber que el lunes llegarán a Santa Fe funcionarios nacionales para reunirse con sus pares de la provincia en busca de alternativas. Es que hasta ahora, las cirugías cardiovasculares se financiaban en un 80% con fondos nacionales provenientes del Plan Sumar.

El Hospital Alassia fue incorporado en 2010 en el Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas, que garantiza las intervenciones a todos los niños del país con diagnóstico de cardiopatía congénita que no tienen obra social. Desde entonces, en ese efector se realizan cirugías cardiovasculares de baja complejidad y los casos de alta complejidad son derivados a Rosario y Buenos Aires.

Autoridades del Hospital Alassia indicaron que se realizaron más de 200 intervenciones por cardiopatías congénitas desde 2011 y que, en lo que va del año, ya se realizaron 14 intervenciones. Aunque el financiamiento nacional se terminó, desde el hospital aclararon que las cirugías programadas se realizarán con normalidad.

La resolución del gobierno nacional está fechada el 2 de noviembre de 2018 pero recién se conoció este jueves. La decisión fue tomada en el marco de la “reevaluación de Centros Cardiovasculares Tratantes 2015/2016” y se tuvo en cuenta un informe de 2015 del Consejo Consultivo, documentación del Plan Sumar de ese mismo año e información del Centro Coordinador de Derivaciones de Pacientes con Cardiopatías Congénitas.

“Una decisión salvaje”

La diputada nacional del PJ Silvina Frana se hizo eco de la novedad y criticó con dureza al gobierno de Mauricio Macri: “El ajuste golpea donde más nos duele a los santafesinos. Quien tomó esta decisión es un salvaje o no sabe nada del tema. Gracias al servicio de cirugías cardiovasculares que se prestaba en nuestro Hospital de Niños se pudieron salvar cientos de vidas, vidas de niños que sufrían algún tipo de malformación en su corazón”.

Frana es autora, junto a la Fundación de Cardiopatías Congénitas de Santa Fe, de un proyecto de ley para garantizar el tratamiento y la atención gratuita a personas con cardiopatías congénitas en todo el país.

“Si nos quitan este servicio a los santafesinos, los niños deberán ser atendidos en Buenos Aires donde no siempre se consigue turno para operación, o muchas veces los bebés nacen antes del plazo esperado. Es brutal la medida tomada por la Secretaría de Salud de la Nación”, cuestionó la diputada Frana.

“No entienden el federalismo”

El ex ministro de Salud de la provincia y actual senador por el departamento La Capital, Miguel González, explicó que “este era un programa que tenía la Nación donde elegían centros regionales de cirugías. El Hospital Alassia era uno de los centros donde se resolvían cirugías cardiovasculares congénitas de baja complejidad. Para eso la Nación disponía un financiamiento y las provincias armaban sus equipos”.

“Lo que comunica la Nación –prosiguió González– es que va a dejar de considerar al Alassia como centro regional. La Nación no tiene la posibilidad de decidir qué cosas puede hacer o no una provincia. Lo que sí puede es dejar de financiar esas cosas, con lo cual si la provincia decide sostener el servicio le va a costar mucha plata y no va a tener la posibilidad de recibir a pacientes de otras provincias”.

“Hace años que decimos que la Nación no entiende lo que es el federalismo en materia de salud, sobre todo en esta última etapa donde ha desistido de tener un diálogo directo con las provincias. Estas decisiones no debieran tomarse si no es en un marco de acuerdo. Se toma esta decisión sin mediar un diálogo previo”, criticó el senador provincial.

“Un retroceso enorme”

También el Concejo Municipal se hizo eco de la noticia. La justicialista Marcela Aeberhard definió como “un retroceso enorme” la disposición de la Nación y pidió que “el director del hospital (Gonzalo Carrillo) se ponga a la cabeza de esta lucha de no retirar ningún tipo de fondo”.

“Hay una ley provincial que habla de la detección precoz de la patología, un estudio que se debe realizar entre la semana 26 y 28 de embarazo. Siete de cada mil niños se estiman que nacen con cardiopatías congénitas y que los primeros tres meses de vida de estos son vitales para hacer intervenciones. Es un retroceso enorme”, calificó la concejala.

“Creo que hay una especie de ajuste, que es una tendencia que afecta derechos adquiridos. Acá parece que hay que irse a Rosario, al Vilela, que es el que ha quedado con este financiamiento nacional en la provincia”, concluyó Aeberhard.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios