País

Debate clave

El aborto puede llegar a ser despenalizado por la Corte Suprema de Justicia

Los ministros del máximo Tribunal se deben expedir sobre un habeas corpus para proteger la libertad física de las mujeres que viven en la Ciudad de Buenos Aires y que se practican una interrupción de embarazo punible y penalizada, es decir, cuando no encuadra en las excepciones


Los miembros del Máximo Tribunal tienen la palabra.

La legalización del aborto se debate ahora en la justicia. Es que la Corte Suprema de justicia tiene en sus manos  un pedido de inconstitucionalidad e los artículos del Código Penal que criminalizan a las mujeres que abortan.

El recurso que llegó a los ministros de la Corte es  un habeas corpus colectivo preventivo que impulsa el abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez, con el objeto de proteger la libertad física de las mujeres que viven en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que se practican una interrupción de embarazo punible y penalizada, es decir, cuando no encuadra en las excepciones previstas en el artículo 86 del Código Penal. Así lo cuenta la periodista Mariana Carbajal en el diario Página 12. Gil Domínguez solicitó la inconstitucionalidad y la inconvencionalidad de los artículos que prohíben el aborto y penalizan a las mujeres y a quienes las ayuden, argumentando que si se las denuncia podrían ir presas.

El recurso llegó a la Corte luego de que fuera rechazado en los distintos estamentos de la Justicia porteña. Es por eso que el abogado interpuso un recurso extraordinario federal ante la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional, para que el debate del aborto se instale en la Corte. El máximo tribunal podría aprovechar la oportunidad para sentar posición, o mirar para otro lado. De sus cinco miembros, tres votaron a favor en el fallo FAL, que confirmó la constitucionalidad del aborto legal: Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti. Carlos Rosenkrantz, que preside el máximo tribunal, y Horacio Rosatti no formaban parte de la Corte en 2012 cuando se emitió esa histórica sentencia. Rosatti tiene una posición manifiesta en contra de la despenalización. Rosenkrantz, es una incógnita.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios