Edición Impresa, Política

Pelea de bolsillo

Docentes y estatales esperan una oferta

Se realizó la primera reunión paritaria entre la provincia y los gremios.


En el inicio de las negociaciones salariales entre la provincia y los gremios del sector público no hubo propuesta, tal como había anticipado el gobernador Miguel Lifschitz, sino que acordaron una agenda de temas y resolvieron pasar a un cuarto intermedio hasta el lunes, día en que se reunirán las comisiones técnicas para empezar a discutir una oferta concreta. Tanto el gobierno como los sindicatos coinciden en que será necesario dejar abierta la paritaria durante el año para monitorear el avance de los precios sobre el salario.

Los gremios docentes pretenden que el ajuste no lo paguen los trabajadores y por eso plantearon aumentos del 35 al 40 por ciento. “Hay una mirada común de los gremios en cuanto al porcentaje, entendemos que tiene que ser de entre el 35 y el 40 por ciento. El gobierno no planteó cifras aún; aspiramos a tener una propuesta la próxima semana”, declaró la secretaria general de Amsafé Sonia Alesso.

Los representantes de Amsafé, Sadop, UDA y Amet se reunieron ayer en el Ministerio de Trabajo con el anfitrión Julio Genesini y su par de Educación Claudia Balagué. “Este debate ha sido muy productivo en los últimos ocho años, hemos llegado a acuerdos y en el mismo sentido vamos a trabajar desde el gobierno provincial haciendo nuestro máximo esfuerzo para llegar a buen término”, señaló la ministra después de la reunión.

Para Balagué, “la escala salarial docente requiere de un trabajo técnico porque tenemos centenares de cargos diferentes”. Igual está confiada en lograr un acuerdo que permita comenzar las clases el 29 de febrero: “Nosotros tenemos una dinámica de trabajo que ya lleva ocho años así que los plazos nos dan perfectamente para llegar al inicio de clases”.

Alesso también confía en lograr un acuerdo que evite medidas de fuerza. La líder de Amsafé dijo que se llega con la fecha, pero que no será tan fácil: “Si hay dos reuniones la semana que viene, y tenemos una propuesta, va a depender de eso. Los plazos nos preocupan, pero también nos preocupa que haya decisión política de acercar las partes”.

En paralelo, en Casa de Gobierno, se reunieron los gremios estatales ATE y UPCN con los ministros Gonzalo Saglione (Economía) y Pablo Farías (Gobierno). Al finalizar el encuentro, el secretario general de UPCN, Jorge Molina, calificó como positivo el inicio de las paritarias y se mostró confiado en llegar a un acuerdo satisfactorio “en base al diálogo”.

En tanto el secretario general de ATE, Jorge Hoffmann, destacó que el gobierno provincial reconoció “que las paritarias en la provincia actúan con autonomía de lo que pueden ser las pautas nacionales”.

La oferta, la semana que viene

Por la mañana el gobernador Lifschitz le había puesto paños fríos al asunto al anunciar que recién la próxima semana habrá “una propuesta concreta” por parte de la provincia: “Seguramente en la próxima reunión haremos una propuesta concreta. El problema es que nadie tiene referencias ni datos concretos. Todos más o menos sabemos lo que pasó, pero no lo que va a ocurrir”.

La idea inicial, en el gobierno, era esperar la evolución de las negociaciones a nivel nacional para luego empezar a conversar con los gremios locales. Pero, ante las demoras –hoy se hará la cuarta reunión de la paritaria docente nacional, donde hasta ahora no hubo oferta–, finalmente se decidió convocar a los sindicatos.

La incertidumbre principal tiene que ver con la marcha de la economía. Nación se planteó como meta una inflación anual de entre el 20 y el 25 por ciento, pero en Santa Fe todos saben que esos números son una mera expresión de deseo. Los gremios remarcaron la pérdida de poder adquisitivo a partir del aumento descontrolado de precios antes y después de la devaluación.

Comentarios