Ciudad, Últimas

Desarticularon una pool party clandestina en Fisherton: había unas 80 personas

En el marco de una investigación de la Fiscalía encontraron 80 personas en una "Pool Party", donde se cobraba una entrada de mil pesos.


Este domingo se realizó un operativo contra una fiesta clandestina en Américo Tonda al 9100, en barrio San Eduardo, en la zona de Fisherton. En el marco de una investigación de la Fiscalía, dieron con un evento realizado en una casa residencial bajo el nombre de “Pool Party” donde asistieron unas 80 personas. El operativo se realizó después de las 18.

La secretaria de Control y Convivencia Carolina Labayru publicó en Twitter: “En la tarde de ayer tras la orden del fiscal Carizza, nuestros agentes junto a personal policial del CRE intervinieron en un evento con 81 personas; aprehendidas por incumplimiento a las normativas tendientes a disminuir el virus Covid 1”.

Además escribió: “Tras el testimonio de asistentes que manifestaron haber abonado mil pesos por el ingreso y por el consumo de alcohol, se procede a la clausura preventiva del lugar. El secuestro de bebidas alcohólicas y equipos de música fue realizado por la policía tras orden de fiscalía. El procedimiento se efectivizó tras la investigación de redes sociales de las áreas de la secretaría de Control y Convivencia y el Ministerio de Seguridad de Santa Fe.

Una mujer identificada como JA.DT. de 35 años fue la que alquiló la propiedad para efectuar el evento. En el operativo se secuestraron equipos de música, computadoras, bebidas alcohólicas y material de interés.

En cuanto a las medidas contra las personas que asistieron anunciaron que se las reidentificará, se les formará una causa por violación de las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de epidemia y desobediencia. En las próximas horas se definirán los pasos a seguir.

Por otro lado este fin de semana también se clausuró el salón de fiestas La Delfina, ubicado en Cullen y Ugarte. En el mismo se estaba realizando un casamiento sin protocolo ni distanciamiento sanitario. Se procederá a la denuncia penal contra el lugar que tampoco tenía la reconversión del rubro al bar y los extintores estaban vencidos.

El hostel “Posadas Juan Ignacio”, de Tucumán al 2500, tuvo la misma suerte de clausura y se realizará una denuncia penal contra el organizador de la reunión clandestina.

Un kiosco en avenida Pellegrini al 1000 sin protocolo sanitario y con varias personas dentro del lugar también sufrió una clausura.

Finalmente, la zona del río a la altura del Parque de las Colectividades también fue blanco de operativos durante todo el fin de semana por la concurrencia masiva y el horario fijado de liberación del parque. También se intentó de impedir el paso de los asistentes más allá de la baranda donde está la barranca.

Comentarios