Coronavirus, Región

Desarticularon tres fiestas clandestinas y hubo incidentes en el cierre de un bodegón

Suspendieron una pool party que iba a realizarse en Carcarañá y dos festejos multitudinarios en boliches de Empalme y Villa Constitución. En Puerto San Martín detuvieron a 18 parroquianos y agredieron a trompadas a personal policial.


Tres fiestas clandestinas de multitudinaria convocatoria fueron desarticuladas: dos de ellas iban a realizarse en boliches de las localidades de Empalme y Villa Constitución, mientras que la restante celebración no permitida -denominada “pool party”- debió cancelarse en la ciudad de Carcarañá. En tanto que en Puerto San Martín se produjeron incidentes en un bodegón con 50 comensales cuyos propietarios no respetaron el horario de cierre y agredieron a efectivos policiales.

A partir de tareas de investigación llevadas adelante por el fiscal Luis Schiappa Pietra, en conjunto con funcionarios del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, lograron desarticular tres fiestas clandestinas de gran magnitud. Una de ellas se iba a realizar en la ciudad de Carcarañá.

Una denuncia recibida al número 0800-555-6549 reportó incumplimiento de normas sanitarias por Covid-19 en la fiesta “Paradise Pool Party for Lovers” que iba a celebrarse este sábado por la tarde en Carcarañá. Los organizadores emitieron un comunicado a través de la cuenta oficial del evento para lamentar la suspensión y detallar el procedimiento para reembolso de tickets adquiridos.

Desde el Ministerio de Seguridad informaron que también desarticularon otras dos fiestas clandestinas a realizarse en el boliche El Paso de Empalme Villa Constitución, con una asistencia aproximada de 6 mil personas, y la otra en el boliche Caramelo.

En Puerto San Martín, un aviso al 911 dio aviso de un festejo que se estaba extendiendo hasta las 2 de la madrugada en un bodegón de Barrio Fátima, incumpliendo la disposición del gobierno provincial de cierre de locales gastronómicos a la 1.30 durante los fines de semana.

Cuando llegó un patrullero del Comando Radioeléctrico al local de Pitón al 1900, divisaron alrededor de 50 comensales en el bodegón llamado El Misionero. El dueño del lugar respondió con agresiones a los efectivos del móvil policial y también contra el subjefe de la Comisaría 5°, quien se acercó al lugar minutos después.

El fiscal sanlorencino Carlos Ortigoza ordenó la detención de los dueños del bodegón, quienes reaccionaron con golpes de puño hacia el subjefe policial. Fueron arrestados al igual que otros 16 parroquianos, de entre 30 y 56 años, señalaron desde la Unidad Regional XVII. Los demás comensales se dieron a la fuga por el fondo del bodegón.

Comentarios