Ciudad

Discoteca de Parque España

Denunció que la drogaron en un boliche y la abusaron

La chica, de 20 años, se presentó en Fiscalía horas después. Dijo que el viernes fue a bailar, que se sintió mareada y que su siguiente recuerdo es el de despertar en una casa desconocida, desnuda y con dos hombres también sin ropas a su lado. Huyó y fue a la sede judicial


@la-mision-del-marinerooficial

La Unidad Fiscal de Delitos Sexuales, a cargo de Graciela Argüelles, investiga una denuncia contra dos hombres acusados de drogar a una chica en un boliche céntrico de Rosario y aprovecharse de ella mientras estaba inconsciente en un departamento. La víctima tiene 20 años, ella hizo el relato de esos hechos pocas horas después de ocurridos, en una presentación espontánea en Fiscalía.

La víctima, que se gana la vida como cosmetóloga, dijo, contó que en la noche del último viernes se encontró con otras dos chicas de unos 26 años que había conocido en un cumpleaños y que se habían hecho seguidoras de su página de Instragram donde publicita su trabajo. Conversaron en la red social y quedaron en encontrarse en el boliche La Misión, ubicado en el Parque España.

La chica llegó al boliche a la una de la mañana. Allí vio a las jóvenes con la que había chateado. Estaban en la barra junto a dos adultos, que a su vez son amigos del dueño de la discoteca, un hombre de unos 60 años. Una de ellas, le pareció, tenía una relación cercana con uno de los sujetos, relató: los vio besarse. De acuerdo con lo que dejó asentado en la denuncia, bebió unas copas junto con ese grupo.

Lo último que la chica dijo recordar sobre esa noche en Fiscalía es que estaba bailando con una de las jóvenes y que en se sintió mareada. A partir de ahí, agregó, hay un vacío hasta la mañana del sábado. Fue cuando amaneció desnuda en una cama matrimonial, en una casa que no conocía. Al lado, estaban los dos hombres que había visto en el boliche, también sin ropas y durmiendo. Eran las 11 de la mañana. Salió del departamento y tomó un taxi hacia su casa. A las 18, fue hasta Fiscalía para denunciar el abuso, y allí ordenaron los estudios médicos pertinentes en estos casos.

Desde el área de prensa de Fiscalía indicaron a El Ciudadano que a la joven denunciante se le pedirá que amplíe la declaración. “Hay medidas en curso y en reserva. Hay cuestiones por corroborar”, señalaron. Y agregaron que hasta el momento no existen denuncias formales sobre casos similares en el boliche en cuestión.

Poco después de conocida la denuncia, hubo repercusión en las redes sociales. Varias mujeres e incluso un hombre expusieron por esa vía situaciones confusas vividas en el mismo boliche.

“A un amigo le pasó lo mismo hace un año en La Misión justamente cuando había barra libre, lo tuve que llevar yo al hospital porque lo habían drogado”, posteó un usuario. “Yo fui el sábado a La Misión y había barra libre. Cuando me acerqué a la barra vi que ya tenían todos los vasos preparados y no me pedí nada porque me dió desconfianza, siempre prefiero que me sirvan el trago adelante mío”, escribió sus sospechas una chica.

Nocturnidad

La concejala María Eugenia Schmuck sigue de cerca el caso. Se enteró a través de las redes sociales de testimonios similares a la joven cosmetóloga sobre episodios ocurridos en el mismo boliche céntrico. “Pediremos en la sesión de mañana (por el jueves) una urgente inspección en La Misión, del Complejo Parque España. Recibimos terribles denuncias de personas que sospechan haber sido drogadas para recibir abusos”, posteó en su cuenta de Twitter.

“Cuanto más nos acercamos a los jóvenes para debatir la nocturnidad, más aparecen relatos similares de distintos abusos que parecen naturalizados en determinados ambientes. Que la noche sea más segura para todas y todos será una prioridad de la nueva normativa”, reclamó.  En diálogo con El Ciudadano mencionó que la seguridad de las mujeres durante las salidas a bares y boliches debería ser un tema de urgente tratamiento en el Concejo municipal. “La semana pasada tuve una reunión con estudiantes secundarios por la cuestión de la nocturnidad. La verdad es que el tema aparecía como principal preocupación entre las chicas. Muchas contaron que dejaron de ir a boliches porque sufren acosos y violaciones. La problemática está en la agenda de las chicas adolescentes”, expresó.

“Hay que hacer la denuncia y poner la cuestión en agenda para perseguir a los delincuentes que son responsables de esta metodología. No es nueva. Se denuncia hace años”, analizó.

Para Schmuck, quienes están a cargo de los locales nocturnos no deberían gozar de un anonimato que garantice la impunidad. “Hay que saber quién trabaja en los boliches” para una mayor seguridad de las mujeres, pidió la concejala.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios