El Hincha, fpt

Son profesionales

De Social Lux a la Academia: tres rosarinas firmaron contrato con Racing

A Estefanía Piazza, Luciana Bacci y Eugenia Nardone las unen muchas cosas: el amor por el fútbol, Mercadito y ahora Avellaneda. Las tres jugadoras rosarinas entraron a la historia del fútbol nacional luego de sellar los primeros vínculos contractuales con el club académico


Foto: Prensa Racing.

Jugaban de chiquitas en la plaza del barrio, en la vereda, en el patio de la escuela o en casa con la familia. Patearon la pelota mucho tiempo, hasta que directa o indirectamente les dijeron que no. Pero siguieron buscando espacios en la vida, como en la cancha. A Estefanía Piazza, Luciana Bacci y Eugenia Nardone las unen muchas cosas. El amor por el fútbol, Social Lux y ahora Racing. Las tres rosarinas entraron a la historia del fútbol nacional luego de firmar los primeros contratos profesionales con el club de Avellaneda. Siempre fueron jugadoras de fútbol, ahora son reconocidas como trabajadoras. Hace apenas unas horas estamparon la firma en el papel en la presentación oficial del club, que contó con la presencia del presidente Víctor Blanco y del mánager Diego Milito. Y la emoción las supera, y no es para menos.

“Todavía no caigo, siento muchas cosas. Tengo un remolino de emociones, quiero llorar y reírme, me da piel de gallina cada vez que lo pienso”, le cuenta Luciana a El Hincha. Hace apenas unas semanas, la defensora estaba vistiendo la camiseta de Social Lux en el torneo de la Rosarina, hoy, a la espera del inicio del primer torneo semiprofesional de AFA, dice que la firma del contrato “hay que festejarlo como un campeonato”.

Eugenia coincide, pero agrega un detalle: “Hace mucho que lo tomamos como profesionales”. Y con esa frase, dice mucho. Habla de las horas de entrenamiento dedicadas al deporte, de no salir los sábados a la noche porque el domingo se juega temprano, del sacrificio y el compromiso puesto en la cancha y afuera también. La gran diferencia es que ahora “nuestro trabajo es reconocido y remunerado”.

“Es con lo que soñamos siempre, poder vivir del fútbol, poder trabajar y que nuestra oficina sea la cancha. Todavía nos falta mucho, hay chicas del plantel que se quedaron sin firmar, pero es un buen primer paso y es importante que no se estanque para poder seguir construyendo cosas buenas en el fútbol argentino”, agrega Eugenia, la jugadora de 19 años que vistió la camiseta de la selección argentina en torneos sudamericanos sub 17 y sub 20 y también en los Juegos Odesur.

Estefanía tiene 25 años y ya hace tiempo que se instaló en Buenos Aires para participar de los torneos de AFA. Armó las valijas y se mudó a 300 kilómetros de su casa en busca de un sueño. “Me lo imaginé, era el sueño que teníamos de pibas. Cuando éramos chicas prendíamos la tele y veíamos fútbol, pero no podíamos ver la imagen de una mujer jugando. Cuando sos más grande empezás a comprender que eso no es un hecho aislado, que es consecuencia de un sistema patriarcal”, afirma “Pepi”, quien pasó por la UAI Urquiza y por Platense antes de desembarcar en la Academia.

Estefanía vivió lindos momentos, y otros no tantos, vinculados con la violencia institucional que significaba quedar libre sin previo aviso o que no le dieran el pase para poder cambiar de institución, cosas que le sucedieron por no tener un vínculo contractual con los clubes. Recuerda a Las Pioneras y afirma que la lucha por este presente la comenzaron ellas. La nombra a Macarena Sánchez y su cruzada por el reconocimiento, que fue colectiva.

Las tres rosarinas coinciden en que la profesionalización es importante, pero que aún falta mucho. Y recalcan el rol del movimiento de mujeres a la hora de conquistar derechos, adentro y afuera de la cancha. “Es una batalla cultural, que por suerte va avanzando”, dice Piazza. Y afirman que, así como en el campo de juego se es un equipo, afuera siempre es necesario saber que se tiene el apoyo de una compañera.

Es un día muy especial para ellas y los suyos. Recuerdan los primeros inicios con la pelota, el apoyo de la familia y la segunda casa que fue Social Lux, donde coincidieron y se atrevieron a soñar.

“Tarda en llegar y al final hay recompensa”, reza el tema de Soda Stéreo. Y llegó. La lucha por la profesionalización del fútbol femenino fue ardua y tuvo diferentes actores y actoras. Ellas principalmente, desde adentro de la cancha, poniéndole el cuerpo. La firma del contrato laboral seguramente sea el puntapié para seguir soñando a lo grande.

 

Apuesta fuerte

La presentación del equipo de Racing se realizó este viernes en estadio Presidente Perón con la presencia de Víctor Blanco, presidente del club, Diego Milito, manager, y Antonio Spinelli, entrenador.
En una apuesta fuerte del equipo de Avellaneda, además de las rosarinas, firmaron Milagros Menéndez, autora del primer gol del descuento del combinado nacional en el duelo ante Escocia en el Mundial de Francia, y Natalie Juncos, también jugadora de la Albiceleste que formó parte de la cita mundialista.

En total, la Academia firmó 14 contratos y la lista de jugadoras la completan: la capitana Florencia Romero, Milagros Otazú, Victoria Bedini, Rocío Díaz, Débora Erra, Celeste Barbitta, Johanna Galliotti, Fiamma Romero y Karina Merlo.
El domingo 15 de septiembre es el día indicado para darle inicio a una nueva etapa en el fútbol femenino nacional, según informó el portal digital El Femenino. Jorge Barrios, vicepresidente de la Comisión Femenina destacó que la televisación de los partidos quedará en manos de la señal TNT, que transmitirá hasta un máximo de 4 enfrentamientos semanales.

Respecto del formato del torneo, se jugará una vuelta todos contra todos, los ocho primeros disputarán luego por el campeonato en ida y vuelta y los nueve siguientes por la permanencia. Tres descenderán a la B y dos ascenderán.

Comentarios