Policiales

Era subjefe

Danilo Villán fue designado como nuevo jefe de la Unidad Regional II de Rosario

Desde el Ministerio de Seguridad comunicaron que asumió tras el desplazamiento de Claudio Romano debido a la ola de crímenes cometidos en la ciudad desde 2020. Fueron 12 en 9 días


El ministro de Seguridad de la provincia, Marcelo Saín removió a la cúpula policial de la Unidad Regional II (URII) del Departamento Rosario tras los 12 homicidios en los primeros nueve días de 2020. El jefe de la URII y el de la Agrupación Unidades de Orden Público fueron desplazados de sus funciones. “No cumplieron con las expectativas ni siguieron con la línea de trabajo indicada”, informaron este viernes fuentes de la cartera de Seguridad.

Los voceros especificaron que los desplazados fueron el director general Claudio Romano y el comisario inspector Marcelo Mendoza, quienes hacían 23 días habían asumido sus cargos. En lugar de Romano fue designado de forma interina su segundo: el director Danilo Villán.

Los relevos de la cúpula policial rosarina fueron dispuestos luego de que en los primeros nueve días de 2020 se produjeran 12 asesinatos Rosario, a ocho de estos crímenes, los pesquisas los vincularon a disputas para el liderazgo del territorio en la venta de drogas al menudeo, dijeron fuentes relacionadas a las investigaciones de esos episodios.

Desde la cartera que conduce Saín se informó que “Romano y Mendoza no cumplieron con las expectativas y no siguieron la línea que había bajado el ministro en cuanto a las políticas de seguridad pública”.

Por su parte, el jefe de la Policía de Santa Fe, Víctor Sarnaglia, manifestó que “lo único que garantiza la continuidad en el cargo es la productividad” y agregó que “por problemas de la operatividad se lo desplaza a Romano”.

Este jueves y antes de su relevo, el entonces jefe de la URII atribuyó la creciente violencia que produjo 12 homicidios en nueve días de enero a “una guerra” entre bandas dedicadas a la comercialización de estupefacientes.

“Varias bandas delictivas dedicadas al narcotráfico que quieren ocupar terreno y esto generó una guerra”, sostuvo Romano en declaraciones radiales, quien agregó que esos grupos querían “ocupar terreno”, lo que “generó una guerra y éstas son las consecuencias”.

Estos dichos se dieron a conocer tras los últimos dos homicidios ocurridos en la ciudad, cuando Marcelo Berlari, de 49 años, y Antonella Albornoz, de 22, fueron asesinados a tiros  por dos desconocidos moto en barrio Irigoyen, lindero a Las Flores en la zona sur.

Las víctimas fueron sorprendidas cuando cenaban con familiares y amigos en la vereda de la cuadra de Alzugaray casi esquina Sadi Carnot. Producto de los disparos, otros dos varones y dos mujeres terminaron heridas. Este doble homicidio elevó a 12 el número de asesinatos registrados en 2020.

Comentarios