Camioneros, nota3, Suplementos

La voz de los trabajadores

Daniel “Chileco” Espinosa: “Los compañeros son lo más importante que tenemos”

Oriundo de Reconquista, “Chileco” Espinosa está orgulloso de ser camionero desde los 18 años. Como Protesorero del Sindicato expresa en el norte santafesino una manera de entender y hacer sindicalismo cerca de los trabajadores, “asesorando e informando con sinceridad”, en sintonía con la Institución


Pocos lo conocen por Daniel, menos por Aroldo. En su Reconquista natal simplemente es “Chileco”. Allí se crió, se formó, construyó una familia y desarrolló un oficio que lo acompaña hasta hoy. “Es lo que me ha dado la posibilidad de llegar a este lugar, por eso me siento orgulloso de ser camionero”, se sincera.

Hoy es Protesorero del Sindicato pero tiene una larga trayectoria y miles de kilómetros recorridos para entender cuáles son las necesidades de los choferes.

A los 18 años ya salió a la ruta solo (o, mejor dicho, con la hacienda que en aquel entonces transportaba). Fueron dos años hasta que se vinculó con una empresa en la que pasaría los próximos dieciocho. Gaseosas y soda, vino y cerveza. Viajes a Mendoza, a Corrientes, a Zárate fueron los que predominaron en aquel momento.

Allí conoció los secretos del oficio, creció. La empresa no pudo sobreponerse a una de las crisis cíclicas de nuestro país así que debió explorar otros caminos. Tras un período de incertidumbre, finalmente se incorporó a la empresa de materiales de la que aún forma parte.

Hace un tiempo que dedica sus horas al acompañamiento de los afiliados en la delegación de Reconquista de nuestro sindicato, como referente de la zona, tras haberse pasado más de una década viajando principalmente a Buenos Aires, llevando algodón y pañales y trayendo mercadería para la fábrica o cemento.

Una tarea diaria con los compañeros

Desde las oficinas de esta delegación gestiona la Obra Social y las cuestiones gremiales. Pasa muchas horas informando a los trabajadores camioneros del departamento que, en muchas ocasiones, desconocen sus derechos y sus beneficios. Con su ritmo cadencioso –tan característico de nuestro norte santafesino– pero seguro, comenta, sugiere y afilia, siempre apelando a la verdad.

“El trabajador tiene que saber que cuando sale de su casa su familia tiene que estar respaldada en materia de salud. Alguien que está acostumbrado a salir a la ruta reconoce que eso es primordial”, explica. “Esta es una tarea diaria en la que me acompaña Antonio Báez y un montón de compañeros. Hablamos mucho, asesoramos e informamos con sinceridad, como siempre nos ha inculcado Juan Chulich”, agrega.

Respecto a los planes más inmediatos de lo que se viene en la zona, “Chileco” menciona la reincorporación de profesionales solicitados por los afiliados (de manera similar a lo que ocurre en distintos puntos de la provincia) y una ampliación del lugar físico para mejorar las prestaciones y la atención a los trabajadores.

Décadas subido a un camión, muchos años en la actividad gremial como delegado, conocedor de sus pagos, Daniel “Chileco” Espinosa expresa en el norte santafesino una manera de entender y hacer sindicalismo cerca de los trabajadores, alineada con las perspectivas de nuestra institución. “Los compañeros son lo más importante que tenemos, por eso los cuidamos y los acompañamos en todo lo que hace falta”, resume.

 

Comentarios