Policiales

Guerra Funes-Caminos

Crimen de Bam Bam: buscan pistas en una camioneta incendiada

Intentan determinar si el vehículo que apareció cerca de La Carolina es la que usaron los homicidas de Jonathan Funes.


Una camioneta apareció este lunes incendiada en un camino rural que está en inmediaciones del motel Aloha, ubicado en la ruta provincial 18, a metros del paraje La Carolina. Personal del municipio de Alvear dio el aviso alrededor de las 15 cuando advirtieron una columna de humo por la zona. Cuando los bomberos apagaron las llamas, el personal de la subcomisaría 8ª dio aviso al personal de la Policía de Investigaciones (PDI) debido a que el vehículo presentaba las mismas características de una Ecosport similar a la que utilizaron los autores del asesinato de Jonathan “Bam Bam” Funes ocurrido media hora antes cuando volvía a Rosario en un Audi A3 en el cruce de las rutas 14 y AO12, describieron las fuentes relacionadas al caso.

Tras el hallazgo del vehículo, el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Pablo Pinto, quien está a cargo de la investigación del asesinato de Bam Bam, ordenó pericias y medidas al personal de la brigada de Homicidios de la PDI para que “determinen si es el mismo que se utilizó en el homicidio. El automóvil quedó en la subcomisaría 8ª, con jurisdicción en la zona”, indicaron voceros judiciales.

La ejecución

A Jonathan, de 28 años, lo asesinaron el lunes pasado poco después de visitar a su medio hermano Alan, detenido hace un mes en la Unidad Penitenciaria N° 11, ubicada en Piñero. Lo emboscaron pasado el mediodía cuando volvía a Rosario en un Audi A3 en el cruce de las rutas 14 y AO12. Su novia, de 18, resultó ilesa. La Policía recolectó en el lugar 16 vainas servidas calibre 9 milímetros. Diez de esos balazos impactaron en el cuerpo de Bam Bam Funes.

Los pesquisas reconstruyeron la mecánica del ataque. Dijeron que alrededor de las 14, Jonathan conducía por la ruta 14 y al llegar a la intercepción de la AO12 una camioneta Ford Ecosport blanca le cortó el paso. Desde el interior le dispararon al motor del Audi A3 (dominio IIW 402) que conducía, por lo que el muchacho se bajó y empezó a correr en dirección a la cárcel de Piñero. Luego, uno de los ocupantes de la camioneta que viajaba en la parte trasera se bajó, lo corrió unos metros y le vació un cargador. Cayó muerto.

Brisa Belén A., de 18, quedó perpleja dentro del Audi. La chica contó a los pesquisas que antes de huir, los atacantes le dijeron: «para que cuentes bien qué pasó». Al cierre de esta edición, algunas fuentes deslizaban el apodo de Cable, como quien fuera uno de los atacantes. Sin embargo, los pesquisas indicaron que por lo reciente de la investigación no se podía afirmar dicha hipótesis.

Su padre Jorge Funes –baleado el 1° de enero– llegó al lugar desolado. Hace dos años asesinaron a su esposa, y el mes pasado a su hijo Ulises, de 23. “Todavía no caigo. Veo el cuerpo y no caigo”, dijo parado al lado del cadáver de Jonathan.

Pedidos de la defensa

A su vez, el abogado Juan Pablo Audisio –defensor de Lautaro “Lamparita” y de Alan– remarcó que desde que fueron detenidos los hermanos se encuentran en resguardo. “Hemos pedido en reiteradas oportunidades el pase al pabellón sin recibir respuesta alguna hasta el momento. El resguardo debe ser una medida temporaria”, remarcó el letrado y agregó que la familia ya había hecho públicos los ataques que venían sufriendo.

Audisio hizo referencia a la descripción que realizó en la audiencia de segunda instancia donde presentó un Habeas Corpus para que Lamparita regrese desde la cárcel de Coronda a Piñero. En dicha oportunidad, el defensor había resaltado: “Hace 20 días que los Funes son blanco de atentados: el ataque a Jorge Funes, el homicidio de Ulises, dejaron una granada en la puerta de la casa donde Alan que estaba en prisión domiciliaria –se denunció en la comisaría 16ª y la PDI recolectó el artefacto– y después balearon el frente de la casa de la suegra de Jonathan, ahora tiene un patrullero en la puerta. Al hacer el planteo tuvimos en cuenta toda esta situación, lo que nos da argumentos para temer por un atentado contra Lautaro o su familia”, dijo el abogado 19 de enero pasado a El Ciudadano.

Para combatir la violencia

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, dio una conferencia de prensa donde dijo que para disminuir los hechos de violencia que se produjeron en este último tiempo focalizaron las tareas en tres zonas: en barrio Tablada y Municipal. Además, resaltó el trabajo conjunto de las fuerzas provinciales y federales.  A su vez, el titular de la cartera anunció que “el Fiscal Regional, Patricio Serjal, determinó una Unidad Fiscal compuesta por los fiscales Viviana O´Connell, Matías Edery, José Luis Caterina y Gisela Paolicelli, quienes serán los encargados de trabajar en los casos de esos dos barrios de la zona sur”.

El jefe de la Policía de Investigaciones (PDI), Daniel Corbellini, contó que la camioneta hallada incendiada tenía un pedido de secuestro por un robo calificado cometido días atrás en Rosario. Además, consideró que puede ser  la misma Ecosport en la que iban los homicidas de Jonathan.

Si te gustó esta nota, compartila