Coronavirus, Política

Más flexibilización

Coronavirus: el presidente anunció que el 85% del país pasa del aislamiento al distanciamiento

Alberto Fernández dijo que Capital, Gran Buenos Aires, Chaco y Gran Córdoba siguen igual. La extensión es hasta el 28 de este mes. En el resto de la Argentina se puede circular y realizar actividades, aunque no se permitirán reuniones de más de 10 personas 


Acompañado por el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, el presidente Alberto Fernández anunció este jueves la extensión de la cuarentena hasta el 28 de junio, pero esta vez diferenció la realidad del 85% del país que no tiene circulación comunitaria del virus –en la que está Santa Fe-, donde anunció el paso del aislamiento al distanciamiento social, preventivo y obligatorio, con la zona de mayor crecimiento del virus –Capital Federal, Gran Buenos Aires, Chaco, y Gran Córdoba-, donde se mantiene el aislamiento con las mismas características que se conocen hasta el momento. El presidente aclaró que el nuevo concepto de distanciamiento consiste en mantener para cualquier actividad la distancia de dos metros entre las personas, aunque advirtió que no podrán realizarse reuniones con más de 10 personas.

“Vamos a contarles cómo vamos a seguir”, dijo Alberto Fernández en la sala de conferencia de prensa y pidió la difusión de un video que explicaba la diferencia entre los distritos que tienen circulación comunitaria del virus y los que no. “Han pasado dos semanas y hemos encontrado distintas cosas. Seguimos confirmando que los resultados que obtenemos comparados con la región son alentadores, producto del esfuerzo de todos los argentinos”, dijo el presidente tras la proyección del video.

Como en todas las extensiones anteriores, el presidente destacó “el esfuerzo” de toda la sociedad en el cumplimiento del aislamiento. Volvió sobre la tasa de duplicación de casos, que bajó en el promedio de todo el país de 25 días el 7 de mayo pasado a 15,5 días en los registros. Claro que se ocupó de aclarar que si se quitaba del promedio a la zona metropolitana la tasa de duplicación de casos llegaba a 43,8 días. “Hemos hecho las cosas bien como sociedad, los resultados nuestros siguen siendo buenos”, dijo, pero insistió en lo que los gobernadores de las provincias le recalcaron en sus encuentros: “Vecinos de provincias que viajan y al regresar se llevan el virus”, dijo el presidente y citó lo que le había comentado el gobernador Omar Perotti sobre los casos registrados en Villa Ocampo.

Luego de esa advertencia, el presidente señaló: “Vamos a dar un paso más, pero es muy importante la responsabilidad social fundamentalmente del país en blanco (en referencia a los lugares del país con pocos casos). Tenemos que entender que no superamos el problema. Y yo quise señalar ésto, porque la potencialidad del contagio crece si uno se acerca a las zonas de mayor dispersión del virus”.

Finalmente, anunció la nueva fase de distanciamiento para el 85% del país y el mantenimiento del aislamiento para las zonas más comprometidas con la circulación del coronavirus: “Vamos a sostener el aislamiento en todos los lugares donde haya circulación comunitaria del virus, allí sigue todo como hasta ahora. Capital y Gran Buenos Aires, Chaco, Gran Córdoba, ciudades de Río Negro y Trelew. El resto del país va a entrar en una etapa de distanciamiento social preventivo y obligatorio”.

Sobre el significado del distanciamiento, el presidente dijo: “¿Que pueden hacer? Pueden circular y realizar actividades siempre que guarden distancia de 2 metros el uno del otro”. Y enseguida resaltó: “Vamos a seguir cuidando las condiciones que siempre recomendamos”.

Otra advertencia que realizó el presidente es que “en los lugares cerrados no podrán reunirse más de 10 personas. Eventos con más de 10 personas están prohibidos, al igual que el transporte interurbano y la actividad turística”.
“Estamos dando un nuevo paso para ayudar a que el país agilice su economía y de ese modo podamos poco a poco ir retornando a la actividad habitual”, dijo el presidente al concluir su mensaje.

Los casos de retrocesos

En línea con las advertencias del presidente sobre el cuidado que deben tener las personas que viajan a distritos con circulación comunitaria del virus, este jueves se destacaron casos de ciudades que estaban más avanzadas en el proceso de desconfinamiento y debieron dar marcha atrás a causa de contagios que aparecieron por alguna imprudencia, nuevos casos que determinan el aislamiento de un barrio o de un pueblo entero, e incluso retrocesos en las fases de la cuarentena en una región o un municipio.

En la provincia se dio el caso que el presidente citó. En la ciudad de Villa Ocampo, donde el 30 de mayo fue confirmado el caso de un comerciante de 49 años que dio positivo de coronavirus, al que se sumaron, dos días después, 3 familiares directos y este jueves otros cuatros contagios en la misma ciudad y un quinto en una ciudad vecina.
Por eso, el gobierno provincial declaró a la ciudad en cuarentena sanitaria, por lo cual quedaron suspendidas todas las excepciones al aislamiento social. El hombre de 49 años se encuentra internado en el hospital de Reconquista y goza de buen estado general. Sus familiares permanecen en su domicilio, sin necesidad de ser trasladados a un centro de salud.
El senador provincial Orfilio Marcón, de la UCR, solicitó al gobierno de Santa Fe que prohíba provisoriamente la circulación de vehículos particulares en el límite interprovincial con Chaco.

“Hice un pedido de audiencia a los funcionarios del área para solicitar la prohibición de circulación vehicular de particulares y evitar que la circulación viral existente en Chaco traspase los límites de Santa Fe”, tuiteó Marcón.
En diálogo con radios locales, explicó que realizó el pedido al gobernador Perotti para que “los comerciantes minoristas que van por mercadería dos o tres veces por semana a Resistencia no lo hagan más por el momento, como medida provisoria”.

“Corrientes está blindada y Formosa también. Nosotros somos los únicos que permitimos la circulación de personas. Acá, la gente prefiere correr el riesgo y viajar hasta Resistencia para buscar provisiones. El problema es que de esta manera todos corremos el riesgo como pasó con el verdulero de Villa Ocampo”.

Otras ciudades

Otra ciudad citada por el presidente fue Trelew, la segunda ciudad más poblada del Chubut, que debió retroceder en el “proceso de desconfinamiento” tras subir de 2 casos a 8 positivos de coronavirus la semana pasada y declararse como sospechosa de “circulación comunitaria” del virus. Por eso, se retrotrajeron las actividades a las esenciales, prohibiendo así las salidas de esparcimiento y deportivas que se habían permitido.

También en Santiago del Estero se aisló esta semana a toda la ciudad de Suncho Corral, luego de que se detectara que una empleada municipal, que se ocupaba de la limpieza en el centro de aislamiento, compartió mates con una mujer aislada, quien horas después recibió el resultado positivo de coronavirus.

En Jujuy, culminó el miércoles pasado el retroceso a la fase 1 de la cuarentena en dos pueblos del este: Fraile Pintado y Calilegua, que habían sido aislados el miércoles pasado al confirmarse el sexto caso positvo de coronavirus en Jujuy, un camionero residente de Pintado que debía cumplir con cuarentena obligatoria y circuló también por Calilegua.
Por su parte, la provincia de Corrientes se encuentra atravesando la fase 5 de la cuarentena desde el 26 de mayo, cuando el gobernador Gustavo Valdés anunció medidas de flexibilización para la actividad de bares y la habilitación de reuniones sociales de hasta 10 personas.

Sin embargo, cuatro días después, Valdés dispuso que la localidad de Mocoretá volviera a fase 1, tras detectarse 2 casos positivos de Covid-19 de personas provenientes de Buenos Aires: “Mocoretá es la primera ciudad donde se le ha perdido rastro al virus”, expresó Valdés en la visita que realizó a la localidad este sábado y pidió a los mocoretenses que “se queden en sus casas”.

Comentarios