Ciudad, Coronavirus

Pandemia a cielo abierto

Coronavirus: cuáles son las actividades que el municipio evalúa habilitar desde el sábado

Cumplidos los 14 días de las últimas restricciones, el gobierno local y el provincial analizan nuevos protocolos para atender la demanda de los sectores afectados, sin saturar el sistema de salud en un contexto de contagios. El aire libre y la ventilación parecen ser las opciones más viables


Imagen: Franco Trovato Fuoco.

El municipio de Rosario evalúa por estas horas qué pasará con las restricciones y habilitaciones a partir del sábado, al cumplirse los 14 días de las últimas disposiciones provinciales que obligaron a suspender una serie de actividades. Esta semana las autoridades locales mantuvieron reuniones con representantes de diferentes sectores para discutir cómo será la reactivación, en particular de rubros como la gastronomía y el comercio. En un contexto donde los contagios promedian los 500 casos por día en Rosario y los mil en la provincia, pero también donde los reclamos de los sectores comerciales y empresariales se profundizan, encontrar un punto de equilibrio entre las demandas económicas y las del sistema de salud parece ocupar la agenda de los próximos días.

Una de las variables que analizan las autoridades es posibilitar la reapertura de bares y restaurantes, pero al aire libre y con algunas modificaciones en la cantidad de comensales. También podrán abrir sus puertas los comercios con horarios diferenciados entre los céntricos y los de barrio, y los shopping sin el patio de comidas.

Los gimnasios serán otro de los rubros habilitados pero con algunos cambios en el protocolo actual para garantizar una mayor ventilación de los establecimientos. Además, el municipio evalúa ampliar las obras de construcción de 5 a 10 personas y permitir las tareas domésticas y de cuidado.

En tanto, las actividades culturales, artísticas, deportivas, religiosas de más de 10 personas y las educativas no formarán parte de las nuevas habilitaciones.

A cielo abierto

El sector gastronómico protagonizó diferentes reclamos desde el inicio de la cuarentena. Un día después que el gobierno provincial informara las últimas restricciones, representantes del sector, junto con otros rubros, se concentraron en Oroño y Jujuy para protestar contra la resolución. La semana pasada organizaron un bocinazo y este martes se concentraron en Pellegrini a la altura de Paraguay para pedir volver a trabajar.

Por el momento, la Municipalidad de Rosario evalúa la reapertura pero con ciertos cambios en el protocolo. La primera modificación será sacar las mesas al aire libre. Veredas, patios y terrazas serán el nuevo escenario de una inminente primavera para garantizar la ventilación necesaria para frenar contagios. También buscarán aumentar a dos metros la distancia entre las mesas y bajar la ocupación a cuatro comensales por mesa.

La ventilación será otra de las condiciones para la reapertura de los gimnasios, donde podrán retomar la actividad con puertas y ventanas abiertas, y usar los espacios al aire libre de contar con esa posibilidad.

“Nos reunimos con autoridades municipales y con el intendente Pablo Javkin quien nos dijo que entregó al gobernador la carta que presentamos desde la Asociación para pedir la reapertura. El jueves a la noche definirían si podríamos abrir desde las cero del sábado. Será con el mismo protocolo, pero nos pidieron aumentar la ventilación. Antes era después de cada turno y ahora permanente. Para los establecimientos sin ventanales van a buscar una alternativa. Habrá turnos cada 45 minutos y un máximo de 10 personas por establecimiento”, dijo a Radio 2 Luciano Gottig, presidente de la Asociación de Gimnasios y Centros Deportivos Rosario.

Horario diferencial

Los comercios de hasta 100m2 que desde el viernes 11 de septiembre quedaron habilitados para abrir sus puertas para la entrega de mercadería, ampliaron sus horarios de atención desde este martes.

Pueden funcionar de lunes a viernes, de 11 a 19.30, y los sábados de 9 a 19.30 en el centro. El comercio barrial funcionará de lunes a viernes de 9 a 13 y de 16 a 19.30, y los sábados de 9 a 19.30.

La habilitación es exclusivamente para la venta de mercaderías a través de plataformas de comercio electrónico, venta telefónica y la modalidad “para llevar” (también llamada take away). Deberá realizarse con el personal estrictamente necesario, sin posibilidad de permanencia en el local por parte de más de un cliente a la vez para el retiro del pedido. Será obligatorio el uso de los elementos de protección de nariz, boca y mentón, tanto por quien los entrega como por quien los recibe.

La reapertura continuará con el esquema de horario diferenciado y en el centro será de 11 a 19 y en los barrios, de 9 a 12 y de 16 a 19.

Los shopping también podrán abrir sus puertas, sin el patio de comidas y con ingreso controlado. En tanto, evalúan bajar el factor ocupacional habilitado.

Comentarios