Política, Últimas

Seremos mujeres

“Convirtamos a la lucha contra la violencia de género en una política de Estado y de la sociedad”

Alberto Fernández detalló la agenda de género para el 2021, con la mirada puesta en bajar la violencia, la agenda de cuidados y los cupos laborales


Cuando hace justo un año el presidente Alberto Fernández abría las sesiones en el Congreso se comprometió a impulsar la ley de interrupción voluntaria del embarazo, una ley que se sancionó y promulgó a fin del 2020. Un año después repasó las acciones del Estado en materia de género y diversidades y marcó el camino sobre las acciones que vienen en ese ámbito para este 2021. Habló de la violencia hacia las mujeres en un contexto particular ya que en sólo dos meses del 2021 se cometieron 47 femicidios, entre ellos ocho vinculados, y 64 intentos, lo que equivale a una mujer asesinada cada 30 horas, según el registro de la organización MuMalá-Mujeres de la Matria Latinoamericana. Al respecto Fernández sostuvo: “Quiero proponerles que convirtamos a la lucha contra la violencia de género en una política de Estado y una política de la sociedad. Lo hicimos con Memoria, Verdad y Justicia. Ahora vamos a hacerlo también con la intolerancia a estas violencias”, destacó el mandatario. También habló de la agenda de cuidados, los cupos laborales para la diversidad y de la desigualdad económica.

Fernández sostuvo sobre el proceso de ampliación de derechos que lleva adelante el gobierno: “Hemos dado prioridad a los derechos de las mujeres y las diversidades”. Y detalló que para reducir desigualdades económicas y salariales, “hemos impulsado distintas iniciativas para el desarrollo profesional de las mujeres y diversidades apuntando a la igualdad en el ámbito productivo”. En ese sentido recordó que elaboraron un presupuesto nacional con perspectiva de género y establecieron el cupo laboral travesti-trans en la Administración Pública Nacional.

Sobre las acciones ya ejecutadas por su gestión, recordó la implementación de la Ley Micaela en toda la Administración Pública Nacional, la del Convenio 190 de la OIT contra la violencia laboral y destacó: “Cumpliendo con la palabra que empeñé, promulgué la Ley que autoriza la Interrupción Voluntaria del Embarazo y la Ley de los 1.000 días”. También resaltó que la Argentina logró el primer puesto en el ranking mundial de la ONU de países con políticas de género en el contexto de la pandemia Covid-19.

Uno de los puntos clave del discurso tuvo que ver con la violencia de género, “un delito intolerable que afecta a las mujeres y las diversidades”.

Y una de sus propuestas, a manera de un concilio entre las partes que forman una Nación tuvo que ver con la violencia de género. “Quiero proponerles que convirtamos a la lucha contra la violencia de género en una política de Estado y una política de la sociedad. Lo hicimos con Memoria, Verdad y Justicia. Ahora vamos a hacerlo también con la intolerancia a estas violencias”.

Además sostuvo que desde su gobierno realizaron acciones concretas dentro del Plan contra las Violencias por motivos de Género 2020-2022. Y destacó el Programa AcompañAR para la asistencia integral a mujeres en riesgo por situaciones de violencias de género, la ampliación de la Línea 144, la creación del Consejo para la Prevención y el Abordaje de femicidios, travesticidios y transfemicidios y el incremento en un 50 % la entrega de dispositivos duales de supervisión, monitoreo y rastreo de víctimas y agresores de violencia de género.

“Continuaremos por este camino en 2021 con el Plan Nacional de Igualdad en la Diversidad para reducir las brechas de género”. Y anunció la construcción de 14 Centros Territoriales en distintas provincias del país para abordaje integral de las violencias por motivos de género. También la presentación en el Congreso Nacional el proyecto para la creación de un Sistema Integral de Cuidados y consolidación del Mapa Federal de Cuidados. Y también el Programa de Acceso a Derechos para personas en situación de violencia, que contará con equipos interdisciplinarios que asistan y acompañen a mujeres y diversidades en todo el territorio nacional.

“Vengo a proponerles construir un gran consenso en la sociedad argentina contra la violencia de género, por una sociedad más igualitaria”, sostuvo Fernández y criticó el accionar de la Justicia: “La práctica judicial ha sido deficitaria en los procesos relacionados con violencia de género. Esta realidad implica la necesidad de modificar aspectos estructurales del sistema de justicia actual que han demostrado ser ineficaces para atender a las mujeres que se acercan a él en pedido de ayuda”, sostuvo Fernández.

 

Comentarios