Policiales

Polirrubros de delitos

Condenan a villagalvense por dirigir una banda que hacía escruches y prestaba servicios de extorsión

La Justicia provincial lo penó a cinco años de cárcel por liderar una asociación ilícita que cometió a finales de 2021 dos escruches: uno en una casa de Rosario y otro en una gomería de San Lorenzo, y también por ofrecer la logística junto a sus miembros para hacer el conocido plata o plomo


Un villagalvense, de 44 años, fue condenado en un juicio abreviado a cinco años de prisión por liderar una asociación ilícita que se encargaba a reclutar personas para cometer distintos delitos encargados por terceros como amenazas, balaceras, extorsiones, robo y escruche. Al condenado lo detuvieron en diciembre de 2021 junto a su pareja, quien aún continúa imputada, y como en dos viviendas de su propiedad hallaron casi un kilo de cocaína también fueron penados el año pasado en la Justicia federal.

Se trata de Luciano Sebastián Ronchi, a quien se le unificaron las penas en cinco años y medio de prisión, tras la presentación del acuerdo de la acusación y la defensa ante el juez Gonzalo Fernández Bussy.

Ronchi fue detenido junto a su pareja Gabriela Arias, de 37 años, el 10 de diciembre de 2021 en una vivienda villagalvense de Jean Jaures al 1900, en el marco de una decena de allanamientos llevados a cabo por el personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) en la vecina localidad, en Rosario y Capitán Bermúdez.

Plata o plomo: hubo más de una decena de allanamientos en VGG, Capitán Bermúdez y Rosario

Los operativos fueron solicitados por el fiscal Federico Rébola, quien en esta instancia final fue suplantado por su par Guillermo Apanowicz, y los pesquisas secuestraron en la casa de Jaures y en otra de Rivero al 5700 algunos gramos de marihuana,  poco más de 900 gramos de cocaína fraccionada y 11 cubiertas de automóviles.

A las 48 horas, el fiscal los imputó por integrar de septiembre a diciembre de 2021 una asociación ilícita “dedicada a la ejecución de ilícitos y la provisión de servicios a terceros” para cometer extorsiones, entraderas, usurpaciones de viviendas, escruches a viviendas y tráfico de estupefacientes.

Para la acusación, Ronchi como jefe proveía estos “servicios” a “diferentes personas que convenían con la banda su realización sin perjuicio de otros hechos llevados adelante por su propio interés”.

En cuanto a los roles, el ahora condenado era el encargado de conseguir los datos para concretar los delitos y también se encargaba de reclutar o determinar qué personas allegadas a la organización participarían de los mismos. En tanto, a su pareja le achacaron integrar la asociación, vender estupefacientes y haber participado en el robo de alrededor de 70 cubiertas de una gomería, ubicada en la localidad de San Lorenzo.

Sobre los hechos puntuales, la Fiscalía le atribuyó haber intentado extorsionar el 21 de septiembre pasado a la víctima, a la cual le dijeron: “Somos la mafia, te vamos a matar”. La investigación determinó que este número de celular era usado por Ronchi y la línea estaba a nombre de su esposa, por Gabriela Arias.

El intento de hacerse de dinero a través del ardid conocido como el “plata o plomo”, tuvo una particularidad debido a que el fiscal describió que Ronchi aprovechó que el damnificado ya había sido extorsionado por un interno de la cárcel de Coronda, quien había ordenado balearle la casa. El ardid no prosperó porque la víctima no volvió a atenderlo.

En este juicio abreviado, el acusado también reconoció haber cometido un escruche el 23 de octubre de 2021 en una vivienda de Italia al 2100. Según la sindicación, junto a otros integrantes violentaron una persiana del comedor y se llevaron de cinco pulseras, un par de aros y un anillo, todo de oro, junto a 100 mil pesos y 500 dólares.

Imputaron a pareja por integrar una banda que prestaba “servicios delictivos”

Otra línea investigativa que no fue puesta en discusión en este acuerdo donde se abreviaron los procedimientos fue la colocación al mercado financiero de moneda nacional o extranjera apócrifa, en relación a los 56 mil pesos y los 1.700 dólares falsos hallados en su vivienda de Jaures al momento de la detención.

Es que en la audiencia imputativa a la pareja, el fiscal sindicó a Ronchi por sus conversaciones con una persona apodada Facu en la que hacía referencia a colocar billetes de 500 pesos y de 1.000 pesos falsos en el circuito legal.

Condena por narcomenudeo

A Ronchi se le unificó esta condena de la Justicia provincial con los cuatro años que recibió junto a su pareja del fuero federal; en cinco años y medio de prisión.

En dicha oportunidad, la Fiscalía federal procesó a la pareja por los 42 envoltorios de nylon de cocaína, el frasco con flores de marihuana –cogollos– que hallaron en la casa de Rivero al 5700, de la zona oeste de la ciudad, y por los 841 gramos de cocaína compactos que hallaron en el domicilio de Jaures, en Villa Gobernador Gálvez.

En dicha oportunidad, Ronchi y Arias dijeron que habían vendido el departamento de calle Rivero por lo que desconocieron ese estupefaciente y agregaron que la cocaína que había en Jaures era para consumo personal.

El matriminio continuó procesado hasta el 13 de mayo del año pasado cuando el magistrado Osvaldo Facciano homologó el abreviado a cuatro años de cárcel para ambos por el delito de comercialización de estupefacientes.

Comentarios