País

Violencia de género

Condenan a un ex custodio de la jueza Highton de Nolasco

Un efectivo de la Policía Federal, quien hasta hace muy poco se desempeñaba como custodio de la ministra de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, fue condenado a cinco años de prisión por al menos tres casos de violencia de género y hasta se lo denunció por violación


Un efectivo de la Policía Federal, quien hasta hace muy poco se desempeñaba como custodio de la ministra de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Elena Highton de Nolasco, fue condenado a cinco años de prisión por al menos tres casos de violencia de género y hasta se lo denunció por violación.

Se trata del policía federal Esteban Gray que ya se encuentra detenido tras el fallo del juez Pablo Laufer, quien realizó el juicio y lo condenó tras el pedido fiscal de Carlos Gamallo, que había reclamado una pena de 8 años.

Los hechos tuvieron lugar entre 2013 a 2015 con su primera esposa, con quien tuvo una relación de 20 años, de la cual nacieron dos hijas y un hijo, y otras dos mujeres con quienes estuvo en pareja luego de separarse de la primera.

La primera de las denuncias la hizo la segunda de las mujeres con quien tuvo una relación: denunció situaciones de violencia, manipulaciones psicológicas y acoso por celos de manera permanente. Lo mismo denunció la primera de ellas, con quien Gray tuvo los tres hijos.

Su esposa por más de 20 años soportó los tormentos por años hasta que se separó pero eso no impidió que siguieran los hechos de violencia. Incluso un 31 de diciembre de 2013 Gray se presentó en su casa, y al ver que su ex mujer había mantenido una conversación telefónica con un compañero de trabajo, estalló de furia.

Primero le destrozó el celular contra el piso, luego tomó un cuchillo y amenazaba con que “la iba a matar” a tal punto que acuchilló algunas pertenencias de la casa, y sus propias hijas le pidieron a su madre irse de la casa por el miedo que tenían.

La madre y sus tres hijos pasaron esas fiestas de fin de año en una plaza pues se vieron obligadas a irse de la casa la cual luego encontraron destruida tras el paso de Gray.

La denuncia de las mujeres víctimas en el juicio se iniciaron en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) que depende de la Corte Suprema de Justicia.

Una de las hijas del primer matrimonio de Gray, trabaja en la actualidad en esa dependencia a la que acuden miles de mujeres víctimas de ese tipo de hechos.

Cuando Gray estaba en juicio, a donde llegó en libertad, aún seguía trabajando como custodio de Highton de Nolasco hasta que dejó de hacerlo luego del testimonio que dio la segunda de las mujeres con las cuales tuvo una relación y lo denunció.

Durante el juicio incluso las tres mujeres que se animaron a denunciar a Gray dijeron que él las obligó en ocasiones a tener relaciones sexuales no consentidas, y a raíz de ello se extrajeron testimonios y se formuló una causa al policía Federal por separado para investigar esas denuncias.

Pese a que la Cámara el Crimen había decretado la prescripción de algunos delitos, finalmente al llegar el veredicto Gray fue condenado a cinco años de prisión.

Al momento de la condena, Gray ya estaba detenido por pedido de la fiscalía ya que se acreditó que durante el desarrollo del proceso, el Policía Federal intimidó a una de las tres mujeres que se atrevió a denunciarlo.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios