Ciudad, Edición Impresa

Sentencia

Condenado por imprudencia fatal

Un automovilista deberá cumplir tres años de prisión condicional por provocar la muerte de un motociclista, al que embistió durante una maniobra de sobrepaso en la ruta A012 a la altura de Piñero. Además, fue inhabilitado para conducir por seis.


La Justicia condenó ayer a tres años de prisión condicional y seis años de inhabilitación para manejar a un automovilista de 38 años que atropelló y mató a un motociclista en la ruta nacional A012 a la altura de la localidad de Piñero, en marzo de 2014, por el delito de homicidio culposo agravado por la conducción de vehículo automotor.

Además, esta persona oriunda de la localidad de Álvarez deberá realizar tareas comunitarias y un curso para infractores viales organizado por el gobierno provincial. La decisión fue tomada por el juez de primera instancia Carlos Leiva de la Oficina de Gestión Judicial de los Tribunales Provinciales de Rosario.

El fatal suceso ocurrió el 8 de marzo de 2014, aproximadamente a las 20, cuando el condenado conducía un Fiat Duna por la ruta nacional A012 en dirección oeste-este. En un determinado momento, cruzó al carril contrario e impactó contra una motocicleta conducida por Santiago Boll, lo que le produjo gravísimas lesiones que causaron su posterior fallecimiento en el lugar del hecho.

La fiscal Mariana Prunotto, de la Unidad de Homicidios Culposos, contó a este diario que se llegó a esa condena porque el automovilista “invadió por completo el carril contrario”.

“Cuando ocurre el impacto, el hombre se queda en el lugar y no se da a la fuga. Se lo condena porque realizó una maniobra imprudente, de adelantamiento de noche, sin la precaución necesaria que tendría que haber tenido. Además, el choque se da cerca de un cruce con unas vías, por lo que tendría que haber extremado las precauciones”, destacó.

“Fue un accidente y pedimos la pena con prisión domiciliaria porque es un padre de familia, una persona trabajadora que terminó cometiendo una imprudencia con resultados fatales. Tampoco iba alcoholizado sino que no prestó la debida atención. Es por eso que consideramos que la pena no tenía que ser de cumplimiento efectivo sino condicional. Esto hace que no esté preso pero sí tiene consecuencias e implica muchas cosas, como tener antecedentes penales. Nosotros habíamos pedido siete años de inhabilitación para conducir y el juez decidió que fueran seis”, siguió la funcionaria judicial.

Al condenado se lo obliga además a realizar un curso para infractores viales y a realizar tareas comunitarias en el Samco de la localidad de Álvarez. “Después del caso que tuvo como protagonistas a Facu y Emi, este es otro de los juicios que tenemos de homicidios culposos donde logramos las condenas que estábamos buscando”, concluyó Prunotto.

Infarto y accidente

Un hombre falleció ayer a la mañana al protagonizar un accidente en avenida Circunvalación a la altura de Uriburu.

Según se informó la víctima, oriunda de Villa Constitución, sufrió un infarto, se descompensó y perdió el control del vehículo. El siniestro tuvo lugar en la mano que va de norte a sur, antes del acceso de avenida Uriburu, en el kilómetro 16. El hombre fallecido conducía un utilitario en el que transportaba  panificaciones de la empresa en la que trabajaba. Por una presunta descomposición cardíaca, el hombre despistó, chocó contra el guardarrail y su cuerpo salió despedido por el impacto.

Comentarios