Ciudad, Edición Impresa

Conciliación obligatoria para trabajadores gastronómicos

El Ministerio de Trabajo intervino en el conflicto y evitó la medida de fuerza en esta Semana Santa.

A pesar de tener 70 por ciento de la plaza hotelera reservada, el conflicto salarial entre el sindicato de los empleados gastronómicos y su patronal amenazaba con aguar la fiesta. Pero al cierre de esta edición el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y  el fin de semana largo transcurrirá sin complicaciones en bares y restaurantes de la ciudad. El pedido de aumento de 35 por ciento del Sindicato de Empleados Gastronómicos no fue aceptado por la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Rosario (Aehgar), que consideró la medida de fuerza oportunista y contraproducente para el turismo del país. De todos modos, el Ministerio destrabó el conflicto.

En diálogo con El Ciudadano, el secretario general de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina sede Rosario, Sergio Ricupero, a la vez que anunciaba el paro que luego se suspendió, dijo ayer: “Estaremos haciendo presencia y será una buena oportunidad para que el Ministerio de Trabajo de la Nación y la Afip sepan cuáles son los negocios que incurren en estas prácticas ilegales de empleo”, confió Ricupero, y describió: un 20 por ciento del empleo de bares y restaurantes en Rosario es en negro. “Tenemos 13.500 afiliados y 3 mil trabajadores en negro. Si bien es un sector minoritario no deja de preocupar”, detalló.

El conflicto por la recomposición salarial del sector tiene un antecedente similar durante la Semana Santa del año pasado, cuando el Ministerio de Trabajo de la Nación también dictó la conciliación obligatoria y finalmente se pudo brindar el servicio en al ciudad. Según indicó Ricupero, el 35 por ciento de aumento que piden los gastronómicos es un pedido accesible para la patronal. “Hoy un trabajador gana de bolsillo en las categorías más bajas 2.500 pesos. Creemos que debe actualizarse de forma inmediata”, señaló el gremialista.

Tal como indicara a este medio Carlos Meliano, presidente de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Rosario (Aehgar), existe un convenio a nivel nacional entre la patronal y el Sindicato de Gastronómicos que vence en septiembre y posee una cláusula que estipula una “mesa de negociación” en mayo. “En el marco inflacionario, es sensato abrir las conversaciones paritarias. Sin embargo, recibimos una notificación del Ministerio de Trabajo que nos comunicó de un pedido de anticiparlas a abril”, relató Meliano. Para el presidente de Aehgar, la medida de los trabajadores “es unilateral y oportunista”.

Comentarios