El Hincha, Rosario Central

Copa de la Liga Profesional

Con rendimientos altos y bajos, Central consiguió en una cancha siempre adversa, un justo empate

Justo empate. Fue de punto y terminó sumando en una cancha siempre adversa y ante un rival que hasta este juego había ganado todos. Con dientes apretados y concentrado durante todo el partido, el equipo del Kily mostró estar a la altura

Foto: Juan José García

Justo empate. Fue de punto y terminó sumando en una cancha siempre adversa y ante un rival que hasta este juego había ganado todos. Con dientes apretados y concentrado durante todo el partido, el equipo del Kily mostró estar a la altura. Si bien le sigue faltando juego, en defensa se vio una buena cara. Tuvo chances para ganarlo y también para perderlo. Jugó mejor en el complemento que en la primera parte.

El Central del Kily dejó una buena imagen. Tuvo rendimientos altos de mitad de cancha hacia atrás y de los otros de mitad hacia arriba. En líneas generales mejoró con respecto al encuentro pasado a pesar de no haber podido ganar como sí lo logró en la fecha pasada.

Un primer tiempo correcto tuvo Central en Santa Fe. El cambio de esquema (3-4-1-2) hizo que el equipo tenga más gente en la mitad de la cancha y se hizo ancho para contrarrestar el juego del rival. Más allá de la correcta tarea defensiva, salvo algunas complicaciones por el lado de Blanco, y la gran concentración que mostró en cada jugada al Canalla otra vez le faltó juego. Es que Vecchio volvió a tener un discreto partido y ninguno de sus compañeros pudo generar juego. Las únicas armas que mostró el conjunto de Kily para inquietar al rival fueron las pelotas detenidas. Y fue precisamente a través de un córner que llegó la más clara de la primera parte tras un remate de Sangiovani.

El empate al cabo de los primeros 45 minutos le dio justicia a lo que sucedió en el juego, es que si bien Colón tuvo un par pero se fueron desviadas.

Tras el descanso el encuentro continuó igual. Colón tuvo un par, en una de ellas encontró muy bien ubicado a Fatura. Y Almada, de cabeza, hizo lucir a Burián. Luego Ferreyra tuvo un cruce trascendental sobre Pulga Rodríguez. Hasta aquí las jugadas de riesgo.

Kily intentó con Marinelli darle un cambio de aire al ataque, pero el juvenil no pudo desnivelar casi nunca. Los minutos finales fueron de ida y vuelta y si bien sobre el final el local estuvo cerca de desnivelar, el reparto de puntos terminó siendo justo. Central sigue siendo Vecchio dependiente a la hora de jugar, y el capitán no está bien en la parte deportiva ni en la física. En eso deberá trabajar en la semana el cuerpo técnico de cara al juego del próximo sábado ante los santiagueños, un rival que hoy está entre los cuatro primeros de la zona.

Comentarios