Policiales

Ciudad de la balacera

Cinco tiros en las piernas para el dueño de carrito de comidas al terminar el partido de Newell’s

Lo atacaron al llegar a su casa, en Presidente Perón y Barra, una vez finalizado el encuentro que la Lepra disputó con Banfield. Horas antes, otro carrito había sido baleado y su dueño herido en un pie. La agresión se cometió en Pellegrini y Fraga

Foto Juan José García

Este domingo se produjeron dos balaceras en la zona oeste vinculadas a dos carritos de comidas. En ambos hubo personas heridas. En uno de ellos el ataque se produjo cerca del cierre del comercio y un empleado terminó con un balazo en el pie. En el otro un hombre que tiene un puesto de choripanes en la cancha de Newells recibió 7 plomazos en las piernas y su acompañante uno en el muslo.

El primero de los hechos se produjo el domingo en Presidente Perón y Barra, donde se encuentra un carrito. Según la fuente policial, Marcelo G. se dedica a la venta de choripanes en la cancha de Newell’s. Terminada la disputa futbolística de local contra Banfield, el sábado por la noche, la víctima juntó sus cosas y llegó en un auto a Presidente Perón al 6100.

Cuando se encontraba descargando la parrilla, apareció un auto y sus ocupantes tiraron. Marcelo G. fue herido de cinco disparos en las piernas, mientras que su acompañante, identificado como Nicolás T. recibió un plomazo en el muslo. Ambos fueron trasladados por sus propios medios al Heca, donde quedaron internados. En el caso intervino personal de la comisaría 32.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Carrito de calle Pellegrini

 

El otro hecho se registró cerca de las 3 del domingo cuando el carrito de comidas rápidas ubicado en Pellegrini y Fraga estaba por cerrar sus puertas. Dos personas llegaron en una moto, uno de ellas se bajó, y sin mediar palabra disparó contra la fachada del comercio.

Como resultado un empleado del lugar, identificado como Francisco L., de 42 años, fue herido en uno de sus pies. La victima fue trasladada por el Sies al Hospital Provincial, donde recibió curaciones. En el lugar trabajó personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Desde el Ministerio Público de la Acusación explicaron que los casos quedaron en manos de la Fiscalía en turno, que dispuso las medidas de rigor en ambos casos, entre ellas el relevamiento de la escena del hecho, peritajes fotográficos y toma de testimonios. Hay medidas de investigación en curso para determinar la identidad de los agresores.

Comentarios