Ciudad

Viaje de estudios

Chofer de micro de larga distancia dio positivo por cocaína

La Secretaría de Control y Convivencia dijo que el conductor de la Terminal de Ómnibus que iba a llevar a un grupo de estudiantes del colegio San Luis Gonzaga tenía cocaína en sangre. Las autoridades de la escuela señalaron que no había inspectores de la Comisión Nacional de Transporte.


Un chofer de un colectivo de larga distancia que debía trasladar a los alumnos de la escuela San Luis Gonzaga (Carrasco 2545) a Córdoba había consumido cocaína antes de viajar. Este sábado a las 5.30, inspectores de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal fueron hasta la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno para controlar a los conductores y a los vehículos que trasladarían a los alumnos en su viaje de egresados. La escuela lo había pedido ante la ausencia de inspectores de la Comisión Nacional de Transporte (CNRT) que tienen a su cargo la responsabilidad de los controles.

“La documentación era la correspondiente, los controles de alcoholemia dieron negativo pero uno de los choferes presentó test positivo de cocaína”, dijo el director de Tránsito, Gustavo Adda.

El personal municipal le retuvo de forma preventiva la licencia de conducir para llevarla ante el Tribunal de Faltas donde evaluarán las sanciones que le correspondan.

El caso llega días después de la polémica desatada en el Concejo cuando los ediles debatieron las responsabilidades en los controles a los vehículos que transportan personas en viajes de media y larga distancia. Desde Cambiemos, el edil Roy López Molina, pidió que los colectivos cumplan con la ordenanza aprobada en marzo de 2017 que les exige que salgan desde la Terminal de Ómnibus para que pasen por los controles de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte. Sin embargo, su par socialista Horacio Ghirardi reclamó que haya más inspectores porque dijo que en la actualidad sólo hay nueve para la parte sur de la provincia.

El debate surgió a raíz de que el lunes de la semana pasada inspectores de la Dirección General de Tránsito municipal detuvieron a otro chofer que iba a trasladar a un grupo de alumnos del colegio La Salle a Córdoba porque el test de alcoholemia le dio positivo. Le retuvieron la licencia de conducir y los chicos pudieron viajar pero con otro conductor.

Al corralón

Durante el fin de semana, la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal hizo unas 300 intervenciones preventivas en el tránsito. Remitieron 74 vehículos al depósito municipal por falta de documentación y de elementos de seguridad necesarios para circular por la ciudad. En 21 casos encontraron que los conductores tenían alcohol en sangre, siendo 1.58 gramos el nivel más elevado registrado.

También detectaron dos casos de narcolemia positiva: el del chofer de larga distancia que había consumido cocaína y otro caso por metanfetamina.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios