El Hincha, Rosario Central

Fútbol

Central y un triunfo que sirvió para seguir en carrera y también para romper varias rachas adversas

La victoria canalla dejó varios puntos para analizar desde lo futbolístico y también desde lo estadístico. El detalle


La última victoria de Central como visitante en cancha de San Lorenzo fue en 2005. Foto: La Capital

El importante triunfo obtenido ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro por Copa Sudamericana le permitió a Central recuperar terreno en su grupo y, a dos fechas del final, mantener la chance de quedarse con el primer lugar sin depender de los resultados que consigan sus competidores. Pero, además, con la victoria en suelo azulgrana los de Arroyito cortaron un par de rachas adversas de larga data. ¿Cuáles? Interrumpieron una serie de 11 partidos consecutivos y más de 16 años sin derrotar al Ciclón como visitante. Además, ganaron su primer partido en rodeo ajeno por Sudamericana tras siete partidos. Eso sí, el que no puede con su sequía es Marco Ruben. Defendiendo la casaca auriazul, el delantero aún no pudo marcar en nueve encuentros que lleva jugados en esta competencia.

Hasta la noche del miércoles, Central acumulaba 11 partidos sin triunfos visitando a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro. En esa racha negativa, el canalla había padecido 8 derrotas y rescatado apenas 3 empates; con 21 tantos en contra y solo 10 a favor.

El último éxito auriazul en el Bajo Flores antes del obtenido por la Sudamericana se había registrado hace más de 16 años, el viernes 18 de marzo de 2005. Ese día, por la fecha 6 del Clausura, el canalla se impuso por 3 a 1. Los goles del equipo que por entonces dirigía Ángel Zof, fueron obra de Pablo Vitti, en dos ocasiones, y del paraguayo Mauro Monges. Hasta ahora, esa victoria había sido la única de los canallas en las últimas 21 visitas al Ciclón.

Además, con el trascendental éxito logrado ante los azulgranas, Central ganó su primer partido como visitante en Copa Sudamericana. Antes, no había conseguido imponerse en los siete encuentros que había disputado. ¿Los resultados? Cuatro empates (Independiente, Newell’s, Internacional de Porto Alegre y Huachipato) y tres derrotas (Boca, San Pablo, 12 de Octubre).

Central también mejoró su pobre perfomance visitando a equipos argentinos en torneos organizados por Conmebol. Hasta el miércoles por la noche, los canallas sólo habían ganado una vez en doce partidos como visitante ante rivales argentinos en competiciones sudamericanas.

El único éxito había sido en la Libertadores 2001, 2 a 0 ante Vélez en Liniers, con goles de Federico Arias y Juan Pizzi. En el resto de los enfrentamientos se dieron tres empates: Libertadores de 1975, 1 a 1 ante NOB; Sudamericana 2003, 1 a 1 con Independiente; y Sudamericana 2005, 0 a 0 con NOB. Y además padecieron ocho derrotas: en 3 ocasiones con Independiente; 2 frente a Boca; y 1 ante River, Huracán y Lanús.

El que no puede cortar su sequía en Sudamericana es Marco Ruben, que es actualmente el jugador auriazul con más experiencia y participación en Copas organizadas por la Conmebol. Defendiendo la casaca de Central, el delantero de 34 años disputó 25 partidos en competencias sudamericanas, en los que convirtió 11 tantos. Pero, llamativamente, esos goles llegaron todos en Libertadores. Por Sudamericana, Ruben jugó 9 encuentros, y aún no pudo facturar.

En 2005 Ruben participó en los ida y vuelta frente a Newell’s e Internacional de Porto Alegre, de Brasil. Mientras que en la edición 2018 lo hizo en los dos compromisos frente a San Pablo. De esos seis encuentros, fue titular en cuatro, y acumuló en cancha 364 minutos. Ahora agregó tres partidos más en esta competencia: dos como titular jugando los 90 minutos; y otro ingresando desde el banco, con 14 minutos. Por lo que el tercer goleador histórico del profesionalismo en Central suma 558 minutos sin anotar por Sudamericana, su actual materia pendiente.

Comentarios