El Hincha, Rosario Central

Copa Liga Profesional

Vino dulce: Central se trajo un gran triunfo de Mendoza ante Godoy Cruz

Central tenía una prueba de fuego en Mendoza, donde llegó obligado a sumar tras dos derrotas seguidas que lo alejaron de la clasificación a la Zona Campeonato. Y por suerte no se le subió el vino a la cabeza ante Godoy Cruz, al que le ganó relativamente fácil gracias a un certero testazo


Marcelo Aguilar / Pool Agra

Central tenía una prueba de fuego en Mendoza, donde llegó obligado a sumar tras dos derrotas seguidas que lo alejaron de la clasificación a la Zona Campeonato. Y por suerte no se le subió el vino a la cabeza ante Godoy Cruz, al que le ganó relativamente fácil gracias a un certero testazo de Diego Novaretti en el inicio de un partido al que sobró de a ratos pero lo terminó ganando bien

Todo lo bueno que hizo en los primeros minutos del encuentro, anticipo goleador del veterano zaguero incluido, se fue diluyendo poco a poco en el Canalla, que nuevamente volvió a presentar una formación atípica con Damián Martínez y Lautaro Blanco respaldando las bandas para no poner en apuros al trío Laso-Novaretti-Bottinelli, bastante resistido por la gente.

Pero esta vez, a diferencia de lo que pasó en la segunda fecha ante River en cancha de Independiente (1-2), la apuesta sí le funcionó al Kily González, que además se anotó un poroto importante con la única emoción del partido, la cual llegó por una jugada claramente ensayada de antemano.

Iban apenas 13 minutos cuando Novaretti ganó en el área rival y la pelota se terminó colando por entre las piernas del buen arquero Nelson Ibáñez. Arriba Central 1-0. Quedaba una eternidad por jugar. Y eso intentó hacer el Canalla, que buscó en la experiencia de Fito Rinaudo, la movilidad de Vecchio y el enorme sacrificio de Gamba volver a lastimar al Tomba. No le alcanzó.

Es más: como ya evidenció en partidos anteriores, el equipo fue perdiendo la iniciativa y dejó crecer al rival. Y eso hizo Godoy Cruz, sin muchas ideas aunque empujado por el resultado adverso, el cual sufrió las tres veces anteriores que se había presentado por la Zona 3 de la Copa Liga Profesional.

Pero por algo los mendocinos no sumaron un solo punto en lo que va del torneo. Y si bien es cierto que la línea de tres del fondo auriazul jugó un buen partido, las pocas veces que se distrajo fueron chances claras de gol. Pero los locales se las ingeniaron para dilapidarlas.

Y mucho más no pasó en Mendoza, donde el Canalla brindó con tres puntos de oro que le permiten seguir soñando con meterse entre los dos primeros de una zona que, de momento, tiene arriba a Banfield y a un River que nuevamente volvió a meter la cabeza en la Libertadores.

Y si bien el Kily aún tiene mucha tarea por delante, en la tierra del buen vino Central evidenció una mejoría, ganó en confianza de cara a los dos exámenes que aún le queda rendir y ratificó que va a dar pelea hasta el final.

Comentarios