El Hincha, Rosario Central

Quedó en deuda

Central pagó muy caro su irregularidad y no logró meterse entre los 8 mejores de la Copa de la Liga

El Canalla terminó octavo entre trece equipos tras sumar 18 puntos sobre 39 posibles. La buena producción de local y la goleada en el Clásico aparecen como los puntos destacados de una campaña que no terminó convenciendo debido a la floja producción de visitante

Prensa RC

Lo hecho por el Central del Kily González en la Copa de la Liga puede calificarse, con respaldo estadístico, apenas con un regular. La expectativa que generó la victoria ante Newell’s en la penúltima fecha, que le permitió al Canalla pelear hasta el final por un lugar entre los mejores cuatro del grupo A, chocó de frente en Vicente López. La goleada sufrida e cancha de Platense terminó con las esperanzas de clasificar a los cuartos de final del torneo. Así, de poder ser tercero o cuarto en su zona, los de Arroyito terminaron en un decepcionante octavo puesto.

La buena producción en condición de local y el triunfo en el Clásico, por el resultado y por la forma, aparecen como los puntos destacados de la campaña. ¿Lo negativo? Lo principal, no haber cumplido con el objetivo trazado: clasificar para disputar los cuartos de final de la competencia. Además, hubo un muy flojo rendimiento del equipo jugando en rodeo ajeno, donde consiguió sólo un triunfo en seis presentaciones y marcó apenas dos goles.

En el Grupo A de la Copa de la Liga, Central terminó octavo entre trece equipos. Los Canallas sumaron 18 puntos sobre 39 posibles, lo que representa un 46,15% de eficacia. Los auriazules ganaron cinco partidos (Argentinos Juniors, Arsenal, Banfield, Aldosivi y Newell’s), empató 3 (Godoy Cruz, Central Córdoba y Colón), y perdió cinco (River, Racing, San Lorenzo, Estudiantes y Platense). En esos encuentros conquistó 16 goles y recibió 18. Los goleadores fueron Marco Ruben y Luca Martínez Dupuy, con 3 cada uno; Damián Martínez y Lucas Gamba, que anotaron 2.

En donde Central aprobó largamente es en su producción jugando en condición de local. En el Gigante, los auriazules disputaron siete partidos, de los que ganaron cuatro, empataron dos y perdieron uno solo. Sumaron 14 unidades sobre 21 en juego, lo que representa un 66,67% de eficacia. Con ese porcentaje, considerando la tabla general, el Canalla fue el tercer mejor equipo del torneo. En Arroyito, los del Kily convirtieron 14 tantos y recibieron 8.

Como contrapartida, jugando en rodeo ajeno, Central fue uno de los peores: terminó en el puesto 23 entre 26 equipos. De visitante, los auriazules cosecharon apenas 4 puntos sobre 18 posibles, con un triunfo, un empate y cuatro caídas. En esos encuentros, el equipo del Kily consiguió solo el 22,22% de eficacia. Además, marcó 2 goles y sufrió 10.

En cuanto al ciclo que comanda Cristian González desde mediados del año pasado, los números generales son similares en lo porcentual con lo producido en la Copa de la Liga. Hasta ahora, contemplando Copa de la Liga, Copa Diego Maradona, Copa Sudamericana y Copa Argentina, el Central del Kily disputó 29 encuentros, en los que consiguió 11 triunfos, 6 empates, y padeció 12 derrotas. Sobre 87 puntos en juego, los auriazules conquistaron 39, lo que representa un 44,82% de eficiencia, casi el mismo porcentaje que consiguió en la Copa de la Liga (46,15%).

Comentarios