Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Central Córdoba, la estación de fiesta

Por Agustín Aranda.- Preparan actividades por los 120 años de la emblemática estación ferroviaria.

La Asociación RosarinaAmigos del Riel (Arar) montará distintas muestras para festejar el 120° aniversario de la entrada en servicio de la estación Central Córdoba, ubicada en 27 de Febrero y Juan Manuel de Rosas. Con entrada libre y gratuita en las instalaciones, se exhibirán durante mañana y el domingo, de10 a20, circuitos de ferromodelismos, fotografías antiguas y piezas del museo de la actual línea General Belgrano Cargas. Desde la asociación instaron a revalorar el transporte e incluirlo en las opciones para la ciudad y la región. Por eso, en diálogo con El Ciudadano, el director del Museo Histórico Julio Marc e integrante dela Asociación Amigosdel Riel, Rolando Maggi, explicó: “Es una oportunidad única para revalorizar lo que tenemos e ir por más para el transporte de cargas y el público”.

Según anunciaron desde Arar, la muestra contará con dos circuitos de ferromodelismo –maquetas a escala de trenes y tranvías–, entre ellos, uno de7 metrosde largo y otro de1,5 metro. “El lugar también estará renovado. Se repintó la marquesina de entrada por 27 de Febrero, que hace juego con el reloj recuperado hace un década”, agregó Maggi sobre el inmueble propiedad del gobierno nacional en el que conviven las oficinas del Ferrocarril Belgrano Cargas y el Museo.

Tal como anunciaron los Amigos del Riel, desde la muestra fotográfica se podrá acceder a los distintos períodos de la estación y la ruta de cargas aún activa, que conecta el puerto de Rosario con el norte del país hasta Bolivia y Chile, principalmente para exportación de oleaginosas. La misma comenzó en 1891 como ferrocarril para unir Córdoba con Rosario, luego como empresa Ferrocarril Central Córdoba. En 1938 pasó a Ferrocarriles del Estado y finalmente a ser la línea General Belgrano. “Entre 1930 y 1940 salía un coche motor diésel por trocha angosta que hacía Rosario-Buenos Aires en 4 horas y 15 minutos”, recordó Maggi. El dato se enmarca en los procesos de desinversión que aquejan al país, hoy dependiente casi de forma exclusiva de los camiones y micros. “No es extraño que se piense como un disparate el tren veloz. Si se hubiera mantenido la inversión e interés en la nobleza y seguridad de los trenes sería un paso más”, aseguró el director del Marc.

Cabe recordar que a principio de mes el único servicio de pasajeros hacia la capital nacional, que une las estaciones de Rosario Norte y Retiro, fue suspendido  por la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA). Tras las presiones políticas y empresarias, se restituyó la línea cuyo servicio tarda 8 horas de ida y 6 y media de vuelta con una tarifa cercana a los 50 pesos.

Maggi recordó que a principios de diciembre se realizará una presentación por el aniversario de la línea K, en la que la asociación mostrará los avances de restauración en tranvías y trolebuses. “Con los distintos debates por el trasporte es bueno recordar que es imprescindible tener una buena estación de pasajeros y desde allí conectar la región con servicios de corta, media y larga distancia”, concluyó.

Comentarios