Edición Impresa, Policiales

Prófugo

Cayó proveedor de Los Monos

Lo acusan de abastecer de marihuana a la banda y fue quien, a partir de uno de sus apodos, terminó bautizando el operativo Los Patrones por el cual la Justicia federal rosarina detectó una red de tráfico manejada desde la cárcel.


La Policía Federal detuvo en Corrientes a Elías Javier Sánchez, un hombre de 37 años sindicado como el proveedor de cannabis de la banda de los Monos y quien, a partir de uno de sus apodos, terminó bautizando el operativo Los Patrones por el cual la Justicia federal rosarina desbarató a fines de noviembre del año pasado cuatro búnkers, una cocina de cocaína y un centro de acopio del clan Cantero. Sánchez tenía pedido de captura internacional y fue atrapado el sábado por una unidad especial del Departamento de Operaciones Antidrogas de Campana. En septiembre pasado, tres personas fueron condenadas por un juzgado federal correntino, en el marco de una investigación por narcotráfico en la cual también debía ser juzgado Sánchez, pero estaba prófugo de la Justicia. Es que el hombre tenía arresto domiciliario, desde 2013, pero la Justicia le perdió el rastro en 2015, cuando lo fue a buscar en el marco del operativo Los Patrones y no estaba.

Voceros del caso dijeron que Sánchez cayó cerca de la casa de su novia, en la zona del correntino Parque Mitre, el martes pasado, donde había sido detectado operando desde hace dos meses como proveedor de marihuana a distintos lugares del Litoral. Las mismas fuentes dijeron que en el marco de la pesquisa que lleva adelante el juez federal de Campana Adrián González Charvay fueron detenidos tres rosarinos, el sábado pasado, en la localidad entrerriana de Concepción del Uruguay, desde donde se aprestaban a viajar a Rosario con 50 kilos de marihuana en su equipaje. Los apresados en la ciudad balnearia ubicada sobre el río Uruguay fueron identificados, según el sitio Big Bang News como Brian Gastón I., Jonatan Nahuel P. y Yamila Soledad C., los que también están a disposición del magistrado mencionado.

mono_final

El 4 de diciembre de 2013 Gustavo Miguel Brouchoud y Cristian Adrián Pardo fueron detenidos por Gendarmería Nacional en un peaje de la localidad de Riachuelo, a 12 kilómetros de la ciudad de Corrientes. Iban en dos autos, un Volkswagen Vento y un Renault Clio, en los cuales los uniformados federales encontraron casi 100 kilos de marihuana repartidos en 117 paquetes y un kilo de cocaína.

A través de escuchas telefónicas, los investigadores federales determinaron que Brouchoud y Pardo le habían comprado la droga a Elías Javier Sánchez, quien fue detenido cinco días después durante una serie de operativos en los que también cayó presa Griselda Noemí Gómez, señalada como la encargada de preparar la droga para la venta.

Los cuatro quedaron presos e iban a esperar el juicio en su contra tras las rejas; pero Sánchez, aduciendo que su hijo tenía un problema de salud grave, logró que la Justicia correntina le otorgara el beneficio de prisión domiciliaria el 20 de diciembre de 2013.

En septiembre pasado el Tribunal Oral Federal de Corrientes, integrado por Víctor Alonso, Fermín Ceroleni y Lucrecia Rojas, condenó a Cristian Pardo y a Gustavo Brouchoud a 4 años y medio de cárcel, por el delito de transporte de estupefacientes; y a Griselda Gómez a 4 años tras las rejas, como autora del delito de preparación para la venta de estupefacientes. Sánchez no estuvo presente en el juicio; la Justicia le perdió el rastro en noviembre pasado, cuando lo fue a buscar por una causa iniciada en Rosario y no lo encontró. Por ello es que durante el juicio, a solicitud del fiscal Carlos Schaefer, se ordenó su pedido de captura internacional, ante la presunción de que pudo haber huido a Paraguay.

Los Patrones

Según el fiscal Flavio Ferrini,  que tuvo a su cargo la pesquisa correntina de 2013, Sánchez no sólo proveía a distribuidores de drogas en la provincia del norte, sino que era la persona que “intercambiaba marihuana por cocaína y vehículos robados o adulterados” con la banda de los Monos.

La causa Los Patrones se originó en febrero de 2015 y derivó el 30 de noviembre pasado en más de 40 allanamientos, con el secuestro en Chaco y Corrientes de 700 kilos de marihuana y, en Rosario, de 5 kilos de cocaína.

Según el fallo por el cual el juez Marcelo Bailaque procesó a 23 personas, Máximo Ariel “Guille” Cantero y Jorge “Ema” Chamorro lideraban la banda desde la cárcel de Piñero, donde estaban detenidos por causas ante el tribunal provincial (luego fueron trasladados). Como eslabones necesarios, fueron encausadas las esposas de estos dos acusados y Diego Cuello, dueño de la chacra de Alvear donde se incautaron 19 kilos de droga en abril de 2013 (por esa causa fue absuelto, luego de que la Fiscalía decidiera no acusarlo por irregularidades en el allanamiento). A su vez, este año cayó en Ibarlucea el presunto encargado de la logística para el transporte de la marihuana desde Corrientes, Luis Peñalba; mientras que el 27 de mayo pasado fue apresado Kevin Q., de 20 años, sindicado como un eslabón de la cadena de comercialización en los cuatro búnkers de zona sur desbaratados, y una semana más tarde corrió la misma suerte Carlos Saturnino Medina.

Elías Sánchez es conocido como Patrón, Paraguayo o Rata. Según una escucha telefónica presentada por la Fiscalía, fue quien acordó con Peñalba hacer una bajada de marihuana hacia Rosario. Este dato obtenido por los investigadores fue clave para que la Justicia decidiera entrar en la fase final de la pesquisa, que devino en la incautación de marihuana en Chaco y Corrientes, además de los allanamientos en Rosario. Aunque no dictó la captura de Sánchez, Bailaque dispuso en aquel momento su citación.

Comentarios