País, Policiales

Pedido de captura internacional

Cayó el ‘Negro de WhatsApp’, que seducía a mujeres en las redes

Un ciudadano nigeriano fue detenido en las últimas horas en la estación Carlos Pellegrini del Subte B, en Buenos Aires, acusado de estafar y robar al menos a una decena de mujeres. Al allanar su domicilio, en el partido de Lanús, se hallaron dos kilos de anfetaminas, 140 mil dólares falsos y papel moneda apócrifo que utilizaría para imprimir billetes.


Un ciudadano nigeriano fue detenido en las últimas horas en la estación Carlos Pellegrini del Subte B, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, acusado de estafar y robar al menos a una decena de mujeres, a quienes seducía a través de las redes sociales.

Tras su aprensión se constató que tenía pedido de captura a nivel internacional y al allanar su domicilio, en el partido de Lanús, se hallaron dos kilos de anfetaminas, 140 mil dólares falsos y papel moneda apócrifo que utilizaría para imprimir billetes.

Este sujeto, al que apodaron el “Gigoló Nigeriano” o “Negro de WhatsApp” (como un personaje de “memes” en redes sociales), pudo ser arrestado ya que los investigadores estaban tras sus pasos a partir de denuncias radicadas por varias damnificadas y lograron dar con él cuando se encontraba en la estación Carlos Pellegrini del Subte B, minutos más tarde de haber engañado a una de sus víctimas.

“El modus operandi del nigeriano era el de cautivar mujeres por WhatsApp y redes sociales. Las conquistaba y generaba una relación haciéndose pasar por un tercero. Una vez que se ganaba su confianza, les decía que tenía que volver a África, porque había sido requerido por su ejército. Al poco tiempo, volvía a contactarse y les decía que les iba a enviar una encomienda para sus familiares y que para esto necesitaba que le dieran algo de dinero para retirarla”, indicaron los investigadores del caso al Diario Popular.

“Las citaba en un local de comidas rápidas del centro y ahí se realizaba la «operación». Una vez que el dinero era cobrado, desaparecía, daba de baja la línea del celular y se borraba en sus cuentas de redes sociales”, agregaron.

Sobre el momento de su detención, trascendió que se contaba con información previa de que andaba merodeando la zona del Obelisco y que era quien tenía antecedentes de estafa y engaños. Entonces se realizó un seguimiento encubierto y se lo pudo detener en el subte, sin que opusiera resistencia. Venía de cobrar un sobre con dinero con unos 1.600 dólares de manos de una mujer, que era una de sus víctimas. Una vez detenido se comprobó que este sujeto tenía pedido de captura internacional por haber cometido estos mismos delitos en distintos países”.

Si bien aún restan entrecruzar algunos datos, se presume que “alrededor de diez mujeres habrían caído en esta estafa y en su mayoría, eran mayores de 40 años”, aunque, posteriormente, al allanar su casa en Lanús surgieron algunos elementos que generaron cierta sorpresa. “Donde vivía el nigeriano se encontró una valija, oculta debajo de la cama, en la que había más de dos kilos de anfetamina y teniendo en cuenta que cada dosis equivalía a un gramo y es vendida en 800 pesos, se podría valuar en 1.700.000 pesos”, se informó.