Edición Impresa, Policiales

Pesado de zona norte

Cayó Coto, un barra de Newell’s en la mira por diversos hechos

Lo imputarán por una tentativa de homicidio pero a la vez lo investigan como jefe de una banda de entradoras.


Marcelo Alejandro “Coto” Medrano, sindicado barra de Newell’s y ex convicto por narcotráfico, fue detenido este lunes por la tarde en La Florida junto con su hijo en el marco de la investigación que el miércoles pasado puso tras las rejas al hermano del primero, Matías, por una serie de hechos de robo y abuso de armas en la zona norte de Rosario y el cordón industrial, dijeron voceros del caso. La Delegación Rosario de la Policía Federal Argentina (PFA) los apresó mientras se trasladaban en auto y los puso a disposición de la fiscal provincial Georgina Pairola, quien está al frente de la investigación, añadieron las fuentes. Según esta versión, en los próximos días Coto será imputado por una tentativa de homicidio mientras que su hijo está requerido por el atentado con una granada a la sede del rojinegro el año pasado.

Efectivos de la delegación local de la PFA consiguieron la información que Coto, de 43 años, había regresado a su vivienda de Miranda y Maestro Massa, en La Florida, y este lunes por la tarde, poco antes de las 17.30, lo observaron mientras salía de esa vivienda con otras cuatro personas, dijeron fuentes del caso.

Según esta versión, frente a un puesto de pescadores, en la zona de Costa Alta, detuvieron la marcha del Citroen C4 gris en que se trasladaba y lo identificaron junto con su hijo, Marcelo Martín, alias Cotito. También iban en el vehículo dos mujeres y otro joven. “Se secuestró documentación que lo vincula con los hechos por lo cuales está investigado”, describió un portavoz de la pesquisa.

“Se lo investiga a padre e hijo, junto con Matías, el hermano de Coto, como responsables de la banda de entraderas en la zona norte de Rosario y quedó a disposición de la fiscal Pairola”, dijo una fuente de la pesquisa, quien añadió que Coto había eludido los doce allanamientos llevados adelante el miércoles pasado en el marco de la misma investigación en domicilios de Rosario, Granadero Baigorria, San Lorenzo y Puerto General San Martín, en cuyo marco se incautaron 38 vehículos y 8 motos cuya procedencia se investiga.

Según esta versión, Coto será imputado, en principio, en un caso de tentativa de homicidio y abuso de armas que investiga la fiscal Pairola, quien lo tiene en carpeta como sospechoso de otros hechos vinculados con la barra de Newell’s, asaltos con modalidad entradera y balaceras en la disputa por el territorio en distintos sectores de la zona norte y el Gran Rosario.

Cotito, en tanto, será imputado por el ataque contra la sede de Newell`s ocurrido el 27 de septiembre del año pasado, en el marco de la interna de la barra que además de cobrarse tres vidas de sus integrantes dejó el saldo de ataques armados a la casa del secretario del club, Claudio “Tiki” Martínez y al vicepresidente segundo Cristian D’Amico, añadieron los portavoces. El joven ya había sido apresado en septiembre del año pasado por la Policía cuando intentó escapar de un control vehicular en Baigorria. Ese día se produjo una persecución que terminó cuando Cotito perdió el control del vehículo y chocó contra un paredón del cementerio de dicha localidad. El Peugeot 407 en el que iban dos muchachos tenía pedido de secuestro por haber sido robado en una entradera en Gallo al 600 de Rosario, el mismo mes.

Matías Medrano, de 26 años y hermano de Coto, fue detenido el miércoles pasado en España al 100 de Capitán Bermúdez. El juez rosarino Juan José Alarcón le imputó a las 48 horas –a instancias de la fiscal Pairola– robo calificado y portación de arma de fuego por un caso del 30 de enero pasado. El mismo día fue indagado por el juez federal Carlos Vera Barros, tras el hallazgo de cerca de un kilo de cocaína, con otros tres detenidos en San Lorenzo y Granadero Baigorria. Un día antes, el jueves último, el fiscal sanlorencino Aquiles Balbis lo acusó por un hecho de portación de dos armas de fuego y daños ocurridos el 6 de marzo, dos días antes de los operativos, por el que había sido liberado, indicaron fuentes judiciales.

En agosto de 2006 Coto fue acusado de meterle un escopetazo a un vecino de 18 años en Suárez y Paunero. Dos años más tarde, en de noviembre de 2008, cayó con tres kilos de cannabis en la localidad de Oliveros tras una investigación de un semestre de la Dirección de Prevención y Control de Adicciones, luego de que se incautaran de 30 kilos de marihuana en Génova al 700, frente a la cancha de Central. Sin embargo, su apodo sonó el año pasado como uno de los líderes de las facciones que se disputaban el liderazgo de la hinchada luego de los asesinatos de Matías “Cuatrerito” Franchetti y Maximiliano “Cabezón” La Rocca. Conocedores de la interna de la barra leprosa afirman que Coto rehusó integrar esa especie de confederación que terminó aglutinándose bajo la denominación La Gloriosa y, en ese intento, quedó fuera de la barra.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios