Camioneros, nota3

La voz de los trabajadores

Carlos Javier Varoli: “Mi idea, al integrarme a este proyecto, era ayudar a los compañeros a que se

Nacido en Tostado pero afincado en Rafaela, donde es responsable del sindicato de Camioneros, Carlos Varoli vuelca cada día su experiencia de más de treinta años de profesión, entendiendo cuáles son las respuestas que necesita cada trabajador camionero


Para los compañeros es Carlos, para la familia Javier. Actualmente es responsable de nuestro sindicato en la localidad de Rafaela, pero nació en Tostado, noroeste de la provincia de Santa Fe, al límite con Santiago del Estero, y allí se crió. Su padre camionero prefirió otra profesión para sus hijos, consciente del sacrificio que conlleva. Lo logró con tres de ellos (médico, veterinario y radiólogo respectivamente) pero con Carlos la petición fue infructuosa, ya que se inclinó por replicar el oficio de su padre.

Aprendió a manejar vehículos de gran porte gracias a su tío y, pasada la “colimba”, comenzó a dedicarse de lleno a la actividad camionera en su ciudad natal.

La posibilidad de encontrar nuevos horizontes lo llevaron a la ciudad donde actualmente reside junto a su mujer, sus tres hijos y sus dos nietos. Pero no fue fácil esa relocalización en la que debió realizar trabajos ajenos al universo camionero. Teniendo en claro sus objetivos, ingresó en una empresa de materiales para la construcción en donde volvió a agarrar un camión para ya no soltarlo.

La cercanía con los afiliados, pilar del gremio

“Lo más lindo de nuestra profesión es que deja muchas amistades”, reconoce Carlos, luego de haber transitado casi todo el país.

En la sede de Rafaela explica diariamente los beneficios de pertenecer a nuestro sindicato y a nuestra obra social. La vocación por llegarle a los trabajadores y que tengan las herramientas para decidir lo que más les conviene procede de aquellos años en que notaba las injusticias en su propia realidad. “No ganaba lo que tenía que ganar, no se respetaba el convenio”, nos cuenta.

“Comencé a asesorarme con gente de Buenos Aires hasta que, por intermedio de ellos, lo conocí a Juan (Chulich)”, agrega. Conocer a quien hoy es secretario general de nuestro sindicato le permitió sumarse a un proyecto, todavía incipiente, que vería florecer años más tarde en base al esfuerzo y la voluntad de sobreponerse a todos los obstáculos que se presentaron.

Uno de los pilares de nuestro gremio es la cercanía con cada uno de los afiliados y para ello es vital que haya un compañero que conozca el terreno en cada lugar de la provincia. Desde allí viene Carlos construyendo un perfil alineado a los valores que se pregonan, pensando en el afiliado ante todo. En estos cuatro meses de trabajo son muchas las mejoras que se han hecho.

En cuanto a la Obra Social se pudieron reabrir los consultorios odontológicos y actualmente se puede contar con una odontopediatra para cubrir todo el rango de edades. Y se espera que en los próximos días se estrene un nuevo local, más amplio, donde se pueda disponer de un médico clínico, del servicio de pediatría y de psicología, entre otras mejoras, para brindar mayor cobertura a quienes tengan nuestra obra social.

En lo que respecta al aspecto gremial, se pudo dar contención a compañeros de Aguas y Gaseosas a quienes no les estaban respetando el convenio (40/89) como camioneros. Tras llevar el caso a audiencia al Ministerio de Trabajo se reconoció la situación irregular y se los incluyó dentro del mismo, con todas las atribuciones del caso, como por ejemplo, incluir dos operarios que acompañen al chofer. Sin dudas, una gran gestión.

“Mi idea, al integrarme a este proyecto, era ayudar a los compañeros a que se sientan respaldados para que se cumpliera lo que les corresponde”, reflexiona y agrega: “Mi pensamiento es que si uno está bien con la patronal va a trabajar mejor, eso es lo que tratamos de transmitir”. Consciente de que se están dando los primeros pasos, tanto a nivel de la institución como personal, Carlos vuelca cada día en la sede rafaelina su experiencia de más de treinta años de profesión, entendiendo cuáles son las respuestas que necesita cada trabajador camionero.

Comentarios