Edición Impresa, Policiales

Granadero Baigorria

Cae un joven por crimen cometido en Navidad

Un muchacho de 30 años fue detenido ayer a la mañana por estar sindicado como el autor del homicidio de un joven, que ocurrió en la Navidad pasada en inmediaciones del cementerio de la localidad de Granadero Baigorria.


Un muchacho de 30 años fue detenido ayer a la mañana por estar sindicado como el autor del homicidio de un joven, que ocurrió en la Navidad pasada en inmediaciones del cementerio de la localidad de Granadero Baigorria. Los uniformados de la PDI atraparon al sospechoso a cuatro cuadras de donde ocurrió el crimen. La audiencia imputativa se realizará mañana en los tribunales provinciales.

El crimen de Juan Ignacio Rivero, de 26 años, ocurrió a las 3.30 del 25 de diciembre pasado en Orsetti al 1200. Esa madrugada Rivero transitaba en su bicicleta por Orsetti, en la zona del cementerio de la vecina ciudad, ubicada a 10 kilómetros de Rosario. Cuando el muchacho llegó a la esquina con Chacras, otro joven lo siguió a pie. Los pesquisas presumen que Rivero intentó alejarse de su atacante, quien sacó un revólver calibre 32 de entre sus ropas y abrió fuego en tres oportunidades, para luego escapar del lugar. Rivero recibió los tres impactos en la espalda y falleció casi en el acto, describieron los investigadores.

Viejos problemas

Según voceros judiciales, en ese momento las motivaciones del ataque no fueron determinadas, aunque algunas líneas apuntaban a un problema de vieja data con personas de la zona. Con respecto a esa hipótesis, las fuentes policiales agregaron que “ese problema” estaba relacionado a una puja territorial entre dos bandas que mantienen una continua disputa por el control de la venta de drogas en el norte de la ciudad.

Según detallaron los investigadores del caso, el mismo día del crimen, los familiares y allegados al joven no dudaron en apuntar contra Marcelo Daniel A., conocido como Chucky, al que sindicaron autor de los disparos contra Rivero.

Y explicaron que ambos eran vecinos del barrio Nuestra Señora de la Paz, a pocas cuadras donde ocurrió el hecho. La fiscal Georgina Pairola solicitó el pedido de captura al magistrado y el arresto quedó a cargo del personal de la sección Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI).

Los uniformados siguieron el rastro de Chucky hasta ayer a las 8.30 de la mañana, cuando lo atraparon mientras caminaba a pocas cuadras de donde asesinaron a Rivero, por Orsetti al 700.

El sospechoso tendrá la audiencia el viernes próximo en los Tribunales provinciales, donde la fiscal Marisol Fabbro –en reemplazo de Pairola por estar de vacaciones— pedirá la imputación por el homicidio.

Comentarios