Política

Segunda edición

Buscan reeducar a condenados por delitos viales

La iniciativa surgió en 2017 en forma conjunto con la ONG Conciencia Vial y este año llega a la segunda edición.


El gobierno provincial presentó este viernes el programa de reeducación para condenados por delitos viales. Busca concientizar sobre el daño ocasionado a la sociedad y a familiares de las víctimas y educar sobre las normas viales. La iniciativa surgió el año pasado en conjunto con la ONG Conciencia Vial y este año llega a la segunda edición.

Según explicó el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, el programa apunta a que se entienda que la siniestralidad vial es un delito y a buscar el arrepentimiento de los condenados. Mónica Gangemi, titular de Conciencia Vial, hizo hincapié en la necesidad de la concientización para evitar que este tipo de delitos se repitan.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein, resaltó el trabajo realizado con la ONG: “En el sistema judicial se pueden tener jueces y abogados pero muchas veces falta el compromiso, que sí tienen las víctimas, por el hecho desgraciado que han tenido que transitar. A mí no me gusta hablar de la palabra accidente en ciertos casos, porque muchas veces el infractor vial no reconoce el delito que cometió que en muchos situaciones ha llegado a ser un homicidio”.

El curso es inédito en el país y consiste en 12 jornadas con una frecuencia semanal durante 4 meses. La dinámica empieza con una primera exposición teórica a cargo de especialistas del área vial y luego, una instancia de grupo. El dictado tiene un costo anual de 1.800.000 pesos a cargo de la Agencia Provincial de Seguridad Vial. La elaboración y supervisión la hacen psicólogos sociales y la ONG.

Los siniestros de tránsito son la principal causa de muerte de personas menores de 35 años. En la mayoría de los casos, los heridos quedan con secuelas que se traducen en algún grado de discapacidad para el resto de la vida. Este programa responde a la decisión del Ministerio de Seguridad de dar respuesta a la demanda de justicia de las ONG y sobre todo de los familiares de víctimas de delitos viales.

Si te gustó esta nota, compartila