Política

Ecos del default

Citan indagatoria a un juez federal santafesino

El magistrado federal de Santa Fe Francisco Miño citó a indagatoria a su colega Reinaldo Rodríguez en el marco de una investigación por fraude en perjuicio de la administración pública. Analizan su actuación en maniobras con títulos públicos por las que fueron condenados un financista y un abogado.


El juez Miño citó a indagatoria a su colega Reinaldo Rodríguez.

Ecos del default: el juez federal de Santa Fe Francisco Miño citó a indagatoria a su colega Reinaldo Rodríguez en el marco de una investigación por fraude en perjuicio de la administración pública. La causa investiga presuntas resoluciones contrarias a la ley, por parte de Rodríguez, en el marco de maniobras fraudulentas con títulos públicos, por las cuales fueron condenados el año pasado un financista y un abogado.

El pedido de indagatoria tiene su origen en octubre de 2017 cuando el Tribunal Oral de Santa Fe ordenó “profundizar la investigación” en la causa que condenó al inversionista Miguel Dubarry y a su abogado, Carlos Clerc, a dos años y diez meses de cárcel en suspenso por defraudación al Estado. Los condenados compraron en 2003 títulos públicos en default, que cotizaban entre el 20 y el 30%, y los cobraron a valor nominal por un monto de casi 700 mil pesos.

Reinaldo Rodríguez, titular del juzgado federal Nº1 de Santa Fe, ordenó el pago a Dubarry en octubre de 2004, que se concretó en marzo de 2005. El magistrado ya había recibido un apercibimiento en 2007 por parte del Consejo de la Magistratura. Diez años más tarde, la sentencia contra Dubarry y Clerc puso de nuevo bajo la lupa a Rodríguez.

Durante ese juicio se reveló un cruce de llamadas telefónicas entre Rodríguez y Clerc, dos de ellas a un departamento ubicado en el macrocentro de la capital provincial, que el fiscal Martín Suárez Faisal descubrió que era alquilado por el magistrado.

En los fundamentos del fallo que condenó a Dubarry y a Clerc, los jueces Luciano Lauría, María Ivón Vella y José María Escobar Cello definieron el delito como “un plan para obtener el pago de bonos” en default. Lo que era una “maniobra especulativa”, dijo el Tribunal, se convirtió después en “un plan para cobrarlos a su valor nominal”.

El tribunal entendió que Clerc “aportó su conocimiento y la estrategia jurídica”. En ese marco, entre Clerc y el juez Rodríguez hubo numerosas comunicaciones telefónicas antes y durante la tramitación del amparo. Y ese “trato preferencial” que el juez les daba a Clerc y a otros abogados motivó un pronunciamiento del Consejo de la Magistratura que le aplicó un apercibimiento en 2007.

Ahora, el juez federal Rodríguez fue citado a indagatoria por su par Francisco Miño, ante la orden del tribunal de que “se profundice la investigación ante la presunta intervención de otras personas” en los hechos.

Si te gustó esta nota, compartila