Ciudad, Edición Impresa

sueldos

Buscan acuerdo por el transporte local

Autoridades de empresas del sector, municipales y la UTA pasaron a un cuarto intermedio en el marco de la nueva reunión paritaria. El Ejecutivo propuso acortar los plazos de pago de la suba salarial que los choferes cerraron a nivel nacional.


La reunión paritaria entre representantes del municipio, empresas del sector y la Unión Tranviaria Automotor de Rosario pasó a un nuevo cuarto intermedio. Desde el Ejecutivo local plantearon la posibilidad de acortar los plazos de pago del 21 por ciento de aumento que cerró el gremio a nivel nacional. Además, ese acuerdo se terminará de efectivizar recién en 2018 con subas no remunerativas. En tanto, desde el sindicato que conduce Manuel Cornejo se mantuvieron firmes en la idea de sostener un ajuste mayor;  del 25 por ciento. Las partes volverán a encontrarse este miércoles luego de que los choferes realicen una asamblea por la mañana.

La UTA acordó para los choferes de corta distancia a nivel nacional con las cámaras empresarias un incremento salarial del 21% más sumas fijas no remunerativas para los meses de enero, febrero, marzo, abril y mayo de 2018.

Estos últimos montos se incorporarán en tres etapas al salario básico y representarán en forma escalonada aumentos equivalentes al 8%, 7% y 6%. En concreto, para el período enero-marzo del año próximo los plus serán de $1.600, luego las sumas serán de $1.500 para culminar desde octubre en 1.470 pesos.

El acuerdo fue cuestionado por seccionales de la UTA del interior del país. En Córdoba los choferes del transporte urbano están pidiendo un ajuste del 35%. Durante diez días la ciudad estuvo virtualmente paralizada debido a los paros y recién ayer el conflicto pareció empezar a encontrar solución.

En tanto, en Rosario el gremio que lidera Cornejo solicita una suba del 25 por ciento sólo para 2017. El dirigente volvió a plantear ese ajuste en la reunión de este martes con autoridades locales y de las empresas del sector.

Gustavo Perrone, el presidente de la Sociedad del Estado Municipal para el Transporte Urbano de Rosario (Semtur), una de las tres empresas del sistema local, contó que en el cónclave se planteó “la idea de acortar los plazos para que los trabajadores cobren todos los ajustes salariales previstos lo más rápido posible. Estamos viendo que haya criterios razonables para llegar a un entendimiento y que esto no se extienda tanto. Creo que achicando los tiempos que se firmaron a nivel nacional habrá un mayor reconocimiento a los trabajadores”.

“La verdad es que nosotros hoy no podemos llegar el 25%. No tenemos posibilidad de eso, hay que ser realistas. Hoy sería una solución mentirosa. Queremos ser responsables y evitar conflictos. Y para eso hay que ser claros”, agregó el máximo responsable de la Semtur.

En tanto, el funcionario aclaró que “por ahora” no está previsto subir las tarifas y que en el cónclave los representantes de la UTA en ningún momento “hablaron de iniciar medidas de fuerza”. “Todos estamos tratando de evitar conflictos y seguir negociando”, explicó.

Subsidios

Lo cierto es que mientras en la ciudad de Córdoba se vivieron momentos muy complejos, Rosario busca abrir el paraguas y evitar un escenario de huelga de colectivos y caos generalizado por la falta de servicio. Por eso en la reunión de ayer también quedó planteada la idea de hacer lobby ante el gobierno nacional y obtener recursos que saquen al sistema local de una encrucijada.

En el encuentro se habló una vez más en torno al esquema de “inequidad” que el socialismo ya viene denunciando en los últimos gobiernos nacionales cuando se analiza la distribución de los subsidios al transporte de pasajeros.

La secretaria de la Movilidad, Mónica Alvarado, recordó horas atrás que Nación firmó un acta por la que se compromete a cubrir sólo el 15 por ciento de la pauta de suba salarial acordada por UTA de un 21 por ciento. Es decir que restaría conseguir el 6 por ciento restante si se ratifica ese guarismo en Rosario.

A ello se le agrega la falta de reconocimiento en materia de subsidios a partir del último incremento del gasoil de enero pasado. Estos dos temas fueron monitoreados por la propia intendenta Mónica Fein en un frente común con otros intendentes del interior del país.

“Para romper las asimetrías hay que lograr que se cubra el 100 por ciento del incremento salarial en todo el país como sucede en el Area Metropolitana de Buenos Aires”, enfatizó Alvarado en las mismas declaraciones.

Comentarios