Coronavirus, Mundo

Coronavirus

Brasil tuvo su peor día desde el inicio de la pandemia con 407 muertos en las últimas 24 horas

El Ministerio de Salud informó que la cantidad de contagiados también se disparó dado que se registraron 3.735 nuevos casos, el número más alto reportado hasta ahora, que elevó a casi 50.000 los infectados. En el cementerio de la ciudad amazónica de Manaos comenzaron a abrir fosas comunes


Brasil vivió este jueves su día más duro desde la llegada de la pandemia, con un récord de 407 muertos en las últimas 24 horas, cifra por la que trepó a 3.313 la cifra de decesos por el coronavirus.

El Ministerio de Salud informó acerca de las nuevas cifras de fallecidos y precisó que la cantidad de contagiados también se disparó dado que se registraron este  jueves 3.735 nuevos casos, el número más alto reportado hasta ahora, que elevó a casi 50.000.

El fuerte crecimiento se explica en parte por el rápido avance de la pandemia en Brasil, un país en el que los estados han adoptado diferentes estrategias para controlar al virus, sólo en algunos casos la cuarentena obligatoria, y en donde el mismo presidente, Jair Bolsonaro, aboga activamente por reactivar la economía y evitar fuertes restricciones.

Además, la acumulación de muertos en los reportes obedece a las prácticas del Ministerio de Salud de reducir el personal dedicado a la carga de datos en los fines de semana, de acuerdo al periódico O Globo.

El reporte de muertes de esta jornada es casi el doble que el récord registrado el 17 de abril, cuando fallecieron 217 personas por coronavirus. Desde entonces el número se había mantenido estable o habían descendido, hasta este jueves. En comparación, este miércoles se habían reportado 165 muertes y 2.678 nuevos contagios.

Más de la mitad de los muertos se registraron en San Pablo, el estado más poblado y más castigado por el coronavirus, donde se concentraron 16.740 enfermos y 1345 muertos.

Sus autoridades dijeron este jueves que el salto, de 18,5% respecto al día anterior a nivel local, se debió a que este miércoles el sistema de vigilancia funcionó de forma lenta por un feriado nacional, informó la prensa local.

El ministro de Salud, Nelson Teich, reconoció que no está claro si la crecida de casos se debe a un mayor procesamiento de diagnósticos o al pronunciamiento de la curva.

“No sabemos si esto representa un esfuerzo de cerrar diagnósticos o una línea de tendencias de aumento”, dijo Teich, en una conferencia de prensa en Brasilia.

La cartera de Saud había anticipado este miércoles que la próxima semana presentará un plan de relajamiento del aislamiento social, pese a que los estados más críticos de Brasil todavía no llegaron a un pico de contagios.

La situación es urgente en varios estados brasileños, el norteño Amazonas fue el primero en alcanzar un doble colapso: médico y funerario. Sus autoridades comenzaron a abrir fosas comunes en el principal cementerio de Manaos, su capital, mientras que las unidades de terapia intensiva estaban prácticamente completas.

Detrás de San Pablo, Río de Janeiro (530), Pernambuco (312), Ceará (266) y el propio Amazonas (234) fueron los estados con más muertes.

Comentarios