Mundo

Amenaza al bloque

“Brasil puede dejar el Mercosur si no cambian las reglas”

La futura ministra de Agricultura, Tereza Correa, señaló: "O Brasil intenta fortalecer al bloque diciendo lo que realmente quiere o Brasil sale. Pero no debe seguir como está". El ministro de Economía que ocupará el gabinete de Bolsonaro había dicho que el "Mercosur no es una prioridad"


La futura ministra de Agricultura, Tereza Correa.

Brasil puede abandonar el Mercosur si las normas del bloque que comparte con Argentina, Paraguay y Uruguay no son modificadas en favor de los intereses de los productores rurales brasileños, dijo Tereza Correa, designada ministra de Agricultura del próximo gobierno de Jair Bolsonaro.

“O Brasil intenta fortalecer al Mercosur diciendo lo que realmente quiere en el bloque o Brasil sale. Pero no debe seguir como está”. dijo Correa, actual diputada del frente parlamentario ruralista que apoya a Bolsonaro, quien asumirá el 1° de enero próximo.

“Llegó el momento de sentarse y revisar el Mercosur, sin dejar el protagonismo de Brasil y sin dejar de tener relación con nuestro vecinos, pero haciendo un acuerdo, tal vez, más moderno y mejor”, subrayó en una entrevista que publicó este miércoles el diario brasileño O Globo.

Se trata de la segunda declaración que hace un funcionario designado por Bolsonaro sobre el bloque creado en 1991 por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay en Asunción, durante la dictadura paraguaya del general Andrés Rodríguez.

A fines de octubre pasado, el designado futuro ministro de Economía, Paulo Guedes, afirmó que la relación de Brasil con el Mercosur y con Argentina “no es prioridad”.

Correa comentó ahora que uno de los problemas de los productores rurales brasileños es la importación de leche y de arroz producidos a menor precio en los otros países del bloque regional.

Además expuso la necesidad de ampliar las ventas brasileñas de materias primas agrícolas a China, al mundo árabe y a Irán, aunque esto último contradice la posición de Bolsonaro a favor de Estados Unidos y la promesa del presidente electo de trasladar la embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusalén, como ya hizo la Casa Blanca.

“China es el gran mercado y en los próximos años habrá 300 millones de chinos en la clase media, que agregarán carnes a sus dietas. También tenemos Indonesia e India, que van a necesitar de proteínas animales en virtud de su crecimiento”, evaluó la futura ministra de Agricultura

Apuntó que Irán es el cuarto comprador de carnes brasileñas a pesar de las sanciones económicas internacionales al gobierno de Teherán.

“La palabra final es la del presidente”, dijo en alusión a Bolsonaro al responder sobre cómo afectaría un acercamiento con Israel a las relaciones de Brasil con el mundo musulmán.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios