Ciudad

La muerte de Santino

“Yo sólo quiero que me entreguen a mis hijos”

Gisela, la mamá del bebé de dos meses que murió en el hospital Víctor J. Vilela y estaba al cuidado de la Dirección de Niñez, reclamó este miércoles frente a Tribunales. La joven no podía acercarse a sus hijos y ahora busca saber qué pasó con Santino y pide una investigación sobre su muerte


Este miércoles la madre de Santino –el bebé de dos meses que se encontraba a resguardo en la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, y falleció en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela– radicó una denuncia penal en el Ministerio Público de la Acusación para que se investigue la muerte del pequeño. Gisela es madre de 6 hijos y pertenece a la comunidad Qom. Cuatro de los niños aún permanecen institucionalizados y reclamó por ellos. “Dicen que no soy apta para ser madre, pero cómo no voy a hacer apta si crié a seis chicos. Están en el hogar y no me los entregaron todavía. Yo quiero que me los entreguen en este mismo instante o cuando quieran, pero no que me los entreguen cuando estén muertos como cuando me entregaron al bebé, porque es un dolor muy grande”, dijo.

Gisela tiene 30 años y pertenece a la comunidad Qom. Su pareja está presa por un caso de abuso hacia los hijos más pequeños de Gisela. El mayor de sus hijos está vinculado a una investigación penal por abuso sexual contra sus hermanos. A partir de allí intervino la Dirección de Niñez y a través de una medida excepcional le sacaron al resto de sus hijos de 11, 9, 5 y 4 años y fueron institucionalizados. Mientras tanto dos de los niños se escaparon del lugar donde los había remitido la Dirección de Niñez. Esta situación derivó en una investigación penal. Para el fiscal Matías Edery hubo complicidad familiar en el ocultamiento de los menores que extendió la fuga por más de un mes. Los chicos fueron encontrados y uno fue restituido a su abuela.

A todo esto, Gisela estaba embarazada y el 11 de septiembre tuvo a Santino en la Maternidad Martin. El niño quedó en neonatología. La directora provincial de Niñez, Adolescencia y Familia de Rosario, Claudia Aguilera, dijo durante una conferencia de prensa que dio junto al fiscal Edery que el bebé nació con sífilis congénita, producto de un contagio del padre y su estado de salud era complejo. Gisela contó que iba a visitar al bebé y alimentarlo, pero 11 días después del nacimiento la Dirección de Niñez dispuso una medida excepcional de protección, la separó del bebé y determinó su alojamiento en el hospital. El 24 de ese mes le notificaron que tenía una prohibición de acercamiento, tanto a ella como su pareja, y desde ese día no volvió a verlo.

Veinticinco días después personal policial se presentó de madrugada en su casa. Le dijeron que se vista rápido para ir a ver a Santino al hospital. La llevaron a la comisaría 24ª y de allí personal de la Dirección la llevó en un auto hasta el Hospital de Niños Victor J. Vilela, contó en la denuncia. Cuando llegó, a Santino le quedaban pocas horas de vida y falleció.

“Lo tuve que velar en la casa de mi mamá porque no tuve otra alternativa. En mi casa tengo a mi otro hijo que está con arresto domiciliario y no se puede acercar a mi mamá (donde está su hermanita)”, dijo Gisela. “Dicen que no soy apta para ser madre pero cómo no voy a hacer apta si crié a seis chicos. Están en el hogar y no me los entregaron todavía. Yo quiero que me los entreguen en este mismo instante o cuando quieran pero no que me los entreguen cuando estén muertos como cuando me entregaron al bebé, porque es un dolor muy grande”, aseguró.

Gisela defendió a su hijo mayor. “No es así como dicen porque jamás tocó a las hermanas, yo se lo puedo decir en cualquier lugar, ellos lo culpan a mi hijo para salirse de las cosas que están haciendo”, afirmó.

“Vine a hacer una denuncia para que se termine todo porque ya es demasiado lo que hicieron, me sacaron un bebé que ni habla, no se sabe defender entonces hicieron lo que quisieron y no es así. Yo quiero que me devuelvan los otros chicos, son 4, tienen 11, 9, 5 y 4 años. Lo único que pido es eso y no quiero que siga todo esto y le pase a otras personas porque es muy doloroso”, aseguró en la puerta de Tribunales en calle Balcarce acompañada de otras personas que mostraron el reclamo con carteles.

Su abogado Fernando Varano explicó que “la familia manifiesta que tiene interrogantes sobre el cuidado y la atención que recibió Santino, si se realizó en tiempo y forma o si hubo alguna negligencia de las personas que estuvieron a cargo del cuidado, la salud y la integridad física del bebé”. Y dijo que quiere saber cuáles fueron las causales de la muerte y si el niño fue atendido como correspondía y, en el caso eso no haya sucedido, la situación puede encuadrar en una conducta penal. En cuanto a los otros niños dijo que la familia tiene intenciones de solicitar una medida de restitución. “Se hará una presentación con esta finalidad y veremos si lo podemos lograr”, aseguró.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios