Política

Caso Ciccone

Boudou pidió “anular” su juicio y advirtió sobre “el poder persecutorio” de la Justicia

"En mi caso hubo testigos comprados, no hay ninguna prueba”, dijo el ex vicepresidente un día después que el juez Daniel Obligado revocara su prisión domiciliaria. El presidente Alberto Fernández dijo que la Justicia no tiene "la misma velocidad para investigar a Mauricio Macri"


El ex vicepresidente Amado Boudou pidió este jueves “anular” el juicio por el caso Ciccone por el que fue condenado a cinco años y medio de prisión debido a que “la sentencia es nula y no hay ninguna prueba”, al tiempo que consideró que “hay que estar preocupados por la actitud persecutoria del Poder Judicial” tras conocerse este miércoles el revocamiento de su prisión domiciliaria.

El propio presidente Alberto Fernández y dirigentes del Frente de Todos cuestionaron el fallo.

Luego del fallo del juez Daniel Obligado que revocó este miércoles la prisión domiciliaria del ex presidente a horas de la feria judicial, Boudou dio este jueves una entrevista a El Destape radio en la que afirmó: “Lo mejor que le podría pasar a Argentina es que se revean todas las truchadas que pasaron estos años. Eso es lo que realmente sanaría. En mi caso hubo testigos comprados, la denuncia original fue hecha por un servicio de inteligencia y no hay ninguna prueba”.

En esa línea, sentenció: “Creo que hay que anular mi juicio y volverlo a hacer. La sentencia es nula. No hay un hecho jurídico en mi causa porque son sentencias judiciales que confirman sentencias mediáticas”.

Sobre el fallo judicial de este miércoles, señaló que “salió antes en (el diario) La Nación a que fueran notificados mis abogados”.

“Es un acto de crueldad el fallo”, manifestó el economista, quien reflexionó: “Sin duda pensé que a un año en el poder -del Frente de Todos- el lawfare no iba a ser así. Yo en algún sentido soy una anécdota. La principal perseguida política es la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”, denunció.

Boudou advirtió que “hay que estar preocupados por el poder persecutorio del Poder Judicial”, ya que “el asesinato de Floreal Avellaneda duerme en la Corte hace años” pero “se ve que el trabajo judicial es selectivo”.

“Mi causa estuvo pocos meses en la Corte y luego resolvieron sin mirarla. Y tienen otras hace años. Está claro que tratan muy distinto cada tema”, añadió.

En esa línea, agregó: “La Corte tiene hace siete años el caso de Floreal Avellaneda, un joven de 15 años asesinado en la dictadura. Y la mía la resolvieron sin mirarla”, por lo que fustigó: “La Corte tiene un sesgo de ayudar a quienes cometieron delitos de lesa humanidad”.

“Mi preocupación es la condena trucha que tengo, no la domiciliaria o no”, dijo el ex vicepresidente, que además remarcó que “el juez Obligado venía pidiendo informes, pero con dos días de presión de Clarín toma una decisión sin esperar los informes que él mismo pidió”.

Asimismo, concluyó: “Tapan la sanción de la ley del aborto y la reforma jubilatoria con una agenda judicial que es poco clara”.

El juez de Ejecución Penal Daniel Obligado ordenó este miércoles que Boudou vuelva a la cárcel para cumplir con la pena, al revocar la prisión domiciliaria que le había otorgado, pero la defensa apelará la medida ante la Cámara Federal de Casación Penal, por lo que ese retorno no se produciría de manera inmediata.

La decisión de Obligado hizo lugar al pedido de los fiscales Marcelo Colombo y Guillermina García Padín, quienes pidieron el regreso a la cárcel de Boudou, quien está condenado a 5 años y medio de prisión.

El magistrado dispuso en su fallo “revocar el arresto domiciliario” de Boudou “y disponer su alojamiento en un establecimiento penitenciario bajo la órbita del Servicio Penitenciario Federal (SPF)”, al considerar que han cambiado las circunstancias por las que lo había enviado a su casa.

El juez había accedido a la prisión domiciliaria del ex vicepresidente porque entendió que debía estar con sus hijos mellizos de dos años y que su esposa debía trabajar para sostener la familia.

 

El presidente Fernández criticó el fallo

El presidente Alberto Fernández y otros dirigentes del Frente de Todos cuestionaron el fallo del juez Obligado que revocó la prisión domiciliaria de Boudou y reiteraron las críticas al Poder Judicial y a la Corte Suprema.

“Esos jueces no tienen la misma velocidad para investigarlo a (el ex presidente Mauricio) Macri y a sus adláteres, no tienen la misma velocidad y eso demuestra las características de esos jueces”, dijo Fernández al ser consultado, en una entrevista por Radio 10, sobre la medida adoptada por el del juez de Ejecución Penal .

“Boudou está detenido cumpliendo la condena en su casa, después de haber estado alrededor de dos años preso en una cárcel, y esto sin abrir juicio sobre la inocencia o culpabilidad de Boudou”, reflexionó el primer mandatario.

En esa línea, continuó: “Boudou fue un vicepresidente al que le están cargando delitos muy graves contra la administración pública y contra la moralidad pública en términos de ética pública. Y cuando la Corte Suprema debió atender el caso, lo rechazó con un argumento pueril”.

En tanto, la abogada de Boudou, Graciana Peñafort, adelantó este jueves que van a apelar esta sentencia “porque está absolutamente infundada” y señaló que el magistrado “había pedido informes, pero no esperó las respuestas para decidir”.

“Habrá que ver qué pasó para que se apurara ya que decidió este miércoles a las 22, ya en feria judicial”, remarcó.

En ese sentido, Peñafort, quien también es la directora general de Asuntos Jurídicos del Senado, precisó que “la prisión domiciliaria de Boudou no estaba dispuesta como beneficio a él, sino en beneficio de sus hijos”, por lo que “revocaron la prisión domiciliaria sin ningún argumento”.

Sobre los tiempos legales para que se cumpla la nueva medida judicial, la letrada aclaró: “Tenemos 10 días para presentar la apelación y explicaremos de nuevo esto. La detención no va a suceder de inmediato y todavía quedan instancias para dar pelea”.

En declaraciones a El Destape radio, Peñafort contó que “Amado está tranquilo y preparado” aunque “muy preocupado por los hijos”.

Luego, consideró que “el lawfare funciona como disciplinamiento” y “Boudou es un mensaje por ejemplo a Ginés (Gonzáles García, ministro de Salud), que si no negocia con determinados laboratorios se puede comer una denuncia”.

“Lo de Boudou es claramente el lawfare que sigue operando”, reiteró la titular de Asuntos Jurídicos de la Cámara alta.

En tanto, el dirigente Luis D’Elia escribió en Twitter: “El compañero Amado Boudou paga caro su lealtad al pueblo argentino. El haber regresado a manos del Estado los Fondos de Pensión (AFJP). Lo castigan para que nunca más nadie se atreva a meterse con los intereses de la oligarquía y el imperio en la Argentina”.

Comentarios