Edición Impresa, Política, Últimas

Biodiésel: empresa invierte en Santa Fe u$s 30 millones

La firma alemana Evonik Degussa construirá en Puerto San Martín una planta de metilato de sodio.

La filial argentina de la firma alemana Evonik Degussa anunció ayer una inversión de 30 millones de dólares para construir, en la provincia de Santa Fe, una planta de metilato de sodio, un catalizador utilizado para la fabricación nacional de biodiésel. Así lo informaron el titular de la empresa, Rolando Strafe, y otros directivos a la presidenta Cristina Fernández y a la ministra de Industria, Débora Giorgi. La inversión permitirá la incorporación de 30 empleados y, sólo en el primer año, sustituirá importaciones por 40 millones de dólares.

“Esta será la única planta en el Mercosur y la tercera en el mundo que produzca metilato de sodio, un catalizador necesario para la producción de biodiésel que logrará abastecer toda la demanda local y exportará entre un 30 y un 40 por ciento de su producción a Brasil”, indicó Giorgi.

La funcionaria destacó, además, que “esta inversión permite no sólo diversificar el uso de la materia prima y agregarle valor, sino además aumentar la matriz energética con la generación de mayor cantidad de biocombustibles”.

La nueva planta de metilato de sodio, que estará ubicada en Puerto General San Martín, sobre el río Paraná, comenzará a construirse en julio próximo y estará en marcha durante el tercer trimestre de 2012, según estimaron sus directivos. Luego de las plantas de Alemania y Estados Unidos, esta será la tercera que produzca este químico alcanzando las 60 mil toneladas anuales.

La empresa alemana definió la inversión por la competitividad que le da la cercanía a las principales plantas de biodiésel en Argentina, dado que la terminal de Puerto General San Martín es la máximo exportadora del país. Incluso la provincia de Santa Fe concentra la mayoría de las plantas de biodiésel del país. Sus directivos resaltaron la decisión del gobierno nacional de la ampliación del 5 al 7 por ciento del corte obligatorio del gasoil con biodiésel, efectivizada en junio del año pasado.

La ministra Giorgi señaló que la “Argentina es uno de los países líderes en el mercado mundial de biodiésel, ubicado entre los cinco mayores productores mundiales y dentro del llamado «club de los millonarios», integrado por los países que producen más de un millón de toneladas por año”.

En este sentido, vale destacar que en el país existen más de veinte plantas productoras de biodiésel, localizadas principalmente en el sur de la provincia de Santa Fe, muchas en la zona del cordón industrial, próximas a la zona productora de aceite de soja.

En expansión

En los últimos años, el sector del biocombustible concentró gran parte de inversiones que fueron ampliando la capacidad productiva y pasó de 130 mil toneladas por año en 2006 a las 2.500.000 toneladas en 2010 (un aumento del 1.800 por ciento) y estima llegar a una capacidad productiva de 3 millones de toneladas para este año.

Las exportaciones, que representan 75 por ciento de la producción nacional de biocombustible, crecieron 18 por ciento respecto de 2009, para duplicar los valores de 2008. En tanto, el mercado interno también mostró un crecimiento con relación a 2008 del 85 por ciento.

Evonik

Evonik Degussa Argentina es parte de la empresa alemana Evonik Industries, que tiene operaciones en más de cien países en el mundo.

Es líder en especialidades químicas, con experiencia en energía proveniente del carbón y energías renovables, está dentro del top ten de las industrias químicas globales, con una facturación global de más de 13 mil millones de euros y más de 38.700 empleados en todo el mundo.

Evonik Argentina, que funciona en el país desde 1969, tendrá por primera vez una planta productiva en el país. La empresa tiene actualmente 33 empleados y ventas anuales por 100 millones de dólares. En Argentina, Evonik provee a los mercados de agroquímicos y biodiésel, caucho, químicos, nutrición animal, papel y celulosa, plásticos, tintas, entre otros.

Comentarios