El Hincha

Central ganó 2 a 1 a Newell's

Bauza rompió el hechizo

En su vuelta al Canalla el técnico pudo ganar un Clásico, algo que antes no había sucedido


El Patón puede dormir más tranquilo con la victoria, se sacó una piedra del zapato

Antes no pudo y ahora sí. En su anterior ciclo en Central el Patón Bauza nunca había podido ganar un Clásico. De los seis que dirigió al Canalla obtuvo cuatro empates y sufrió dos derrotas. Pero ayer se dio el gran gusto en Sarandí. Su equipo aprovechó el “momento” del partido para quedarse con el pase a semis de la Copa Argentina tras eliminar a Newell’s.

En la previa Bauza se mostró tranquilo. Confió a muerte en sus jugadores a pesar de que no vienen haciendo un buen papel en la Superliga. Incluso, por ese torneo, el Canalla hace seis partidos que no logra una alegría.
Pero ayer en Arsenal, principalmente en el segundo tiempo, mostró esa osadía en ofensiva que no aparecía. Volvió a ser sólido en defensa. Newell’s no lo inquietó.

El conjunto del Patón supo pegar los golpes al hígado en el momento justo. El primero lo metió Herrera, de taco, y el segundo Zampedri, con una buena definición. Tras la ventaja de dos goles recalculó el partido y lo fue cerrando con oficio.

Ahora quizás el Patón pueda dormir más tranquilo. Es el máximo goleador canalla en los Clásicos y ayer se dio el gran gusto de festejar un triunfo en el derby, una piedra en el zapato que tenía y que finalmente se la pudo quitar.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios