Policiales

Ataque a la Justicia

Balacera contra ex viviendas de Manfrín: peritan una pistola

En los allanamientos que realizó la Justicia provincial incautaron tres armas. Una fuente contó que en la investigación surgió que una de esas armas fue vinculada como una de las utilizadas para la intimidación al juez de Los Monos


Una pareja de colombianos, la hermana y el sobrino del asesinado Rubén “Tubi” Segovia, y un joven, de 21 años quedaron detenidos el martes pasado tras los allanamientos que realizó la Policía Federal. Los procedimientos se realizaron en el marco de la investigación por los crímenes de los hermanos Ulises y Jonatan “Bam Bam” Funes. Buscaban al último líder del paravalanchas leproso apodado Jija, quien sigue prófugo. Fuentes relacionadas al caso deslizaron que en la casa donde cayó la pareja de nacionalidad colombiana se alojaba un coterráneo, quien fue mencionado en el asesinato de Bam Bam y en la causa por el atentado que sufrió el juez Ismael Manfrín. Allí encontraron una pistola calibre 40 que estaba siendo peritada para determinar si se usó en dicho ataque, aunque esta información no fue confirmada por fuentes oficiales. Este jueves, los cinco serán imputados por tenencia de armas.

De acuerdo con voceros judiciales, el fiscal Florentino Malaponte solicitó órdenes de allanamiento relacionadas a la investigación que lleva adelante para esclarecer el crimen de los hermanos Funes. El personal de la Policía Federal Delegación Rosario realizó 14 operativos. En dos viviendas dieron positivo: en Machado al 5900 y en el country Campos de la localidad de Pueblo Esther. Los pesquisas intentaron dar con el paradero de Javier “Jija” Avejera, quien supo ser el líder de la barra de Newell’s y cuenta con al menos un pedido de captura por el crimen de Bam Bam. Sin embargo, Jija no logró ser localizado y continúa prófugo de la Justicia.

En la casa de barrio Azcuénaga ubicada en la cuadra de Machado al 5900, los uniformados de las fuerzas federales apresaron a Angi Vanesa R. E., de 23 años, y Daniel Estiven F., de 22 años, ambos de nacionalidad colombiana. Los policías incautaron celulares, una escopeta calibre 12.70, una pistola calibre 40 junto a unos 400 proyectiles de distintos calibres, dinero en efectivo y estupefacientes. La pareja será imputada por el fiscal provincial Enrique Paz por el delito de tenencia de arma de guerra. Por los estupefacientes, la pareja también quedó a cargo del juez Carlos Vera Barros, titular del Juzgado Federal N°3. Las armas, estaban siendo peritadas, al cierre de esta edición, para determinar si fueron utilizadas en algún ilícito ocurrido en los últimos días.

A su vez, en la localidad de Pueblo Esther los pesquisas requisaron la administración del country y una casa particular de ese predio, que según las fuentes pertenecía a los padres de Rubén Ariel “Tubi” Segovia, asesinado a traición dentro de la cárcel de Coronda en abril pasado. El joven tenía 29 años, estaba mencionado en tres homicidios y era considerado hombre de Los Monos en la barra de Newell’s. Su hermana Marcela “Tuerta” Díaz, fue víctima de un ataque a balazos a finales de diciembre pasado. Aunque logró salir ilesa, su hijo Milton R. fue alcanzado por un proyectil por la espalda que lo dejó con graves secuelas. El 14 de febrero, la Tuerta fue ejecutada una semana después del homicidio de Ulises Funes, ocurrido el 7 de enero en villa La Lata, en el que fue mencionada. Además de la hermana de Tubi, los investigadores apuntaron en ese crimen a un miembro del clan Pucheta, quien se encuentra prófugo, y a Enrique Adrián Solís, apodado Cable, quien cayó a finales de ese mes: se le imputó también el crimen de Jonatan “Bam Bam” Funes y la tentativa de homicidio de su padre, Jorge Funes. Estos homicidios y ataques se enmarcan en la sangrienta disputa entre los clanes Funes y Caminos en la zona sur.

En el country, los investigadores detuvieron al hijo de Marcela, Milton R., de 18 años, a la tía de éste, identificada como Cintia Georgina S., de 26 años, y a Milton Luciano V., de 21 años. En la vivienda, los policías incautaron una pistola calibre 9 milímetros, poco más de 100 balas de distintos calibres junto a celulares y dinero en efectivo. Los detenidos y el material secuestrado también quedaron a cargo del fiscal Paz, describieron los detectives, para agregar que el dinero secuestrado en las dos viviendas allanadas sumó un total de 400 mil pesos y 3.000 dólares.

Por su parte, la fuentes del Ministerio de la Acusación (MPA) indicaron que en relación a los crímenes de los hermanos Funes no hubo apresados.

Versiones sobre el atentado

Un investigador relacionado a la pesquisa contó que a medida que avanzaban para dar con el paradero de Jija y del Colombiano, ambos eran mencionados como quienes dispararon contra Bam Bam el 5 de febrero pasado a la salida de la cárcel de Piñero, según se desprendió de la investigación.

De acuerdo a una versión extraoficial, este sobrenombre también apareció como uno de los partícipes de la intimidación al magistrado Manfrín ocurrida el martes de la semana pasada por la noche cuando una dupla en moto atacó el frente de una vivienda de Italia y Cerrito y los ocupantes de un auto hicieron lo mismo contra el frente de un edificio de Sarmiento y Montevideo. En los dos domicilios hacía tiempo que el juez se había mudado.

A pesar de que los voceros oficiales no brindaron información sobre este tema, trascendidos contaron que en Machado al 5600 también se alojaba otro joven y que la pistola hallada en ese lugar, estaba siendo peritada para determinar si fue la utilizada en la intimidación al magistrado.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios