Edición Impresa, El Hincha

Atlantic Sportsmen, una institución centenaria

Por Leandro Rosati.- En marzo de este año, el Verde festejó un siglo de vida. En la fiesta participaron cerca de 300 socios. A diario se desarrollan distintas actividades deportivas que dan movimiento al lugar.


Una institución centenaria. Atlantic Sportsmen festejó en el mes de marzo los cien años de existencia. Para la celebración, el Verde realizó una cena donde asistieron cerca de 300 socios, de distintas generaciones, que disfrutaron de una comida inolvidable. “Estoy orgulloso, salió todo muy bien, y los socios pudieron vivir un momento que será único e irrepetible”, fueron las palabras del presidente del club, Luis Greppi.

El club se fundó el 12 de marzo de 1912 cuando se fusionó el Club Atlético Zamboni y Atlantic Sorrento. La medida fue tomada por los socios de ambas instituciones y se realizó en un local de la calle Córdoba 1867. La primera sede del club fue en la conocida Asistencia Pública, en 1936 pasó a Crespo y Godoy y finalmente en 1945 se ubicó en su lugar actual Lavalle 936. La camiseta de Atlantic era blanca y verde a rayas verticales.

En sus comienzos, el principal deporte fue el fútbol. Al año siguiente de la fundación, participó del campeonato de primera división de la Liga Rosarina Amateurs y obtuvo la Copa Pinasco. Luego permaneció en la categoría hasta 1915. Mientras que los cinco años posteriores no jugó en liga superior. Y desde 1921 hasta 1930 volvió a la máxima categoría. Durante ese período, sólo en dos ocasiones no perdió ante Newell’s y Central. En 1914 igualó en un gol ante los rojinegros. Y su mayor logro con los clubes de la ciudad lo consiguió  en 1929 al derrotar a Central por 2 a 1.

En 1931 llegó el profesionalismo al fútbol aunque el Verde siguió en el amateurismo. Tres años más tarde se integró a la Asociación Rosarina de Fútbol, donde participó del torneo de intermedia. Varios años disputó los torneos hasta que en 1945 decidió dejar definitivamente la práctica de ese deporte y dedicarse a otras disciplinas.

Sin embargo, muchos de los jugadores que salieron del club luego triunfaron con otras camisetas como Humberto Libbonati, hermano de Julio, primer jugador que fue transferido a Italia, y que terminó vistiendo la camiseta de Newell’s.

A partir de ese momento, Atlantic pasó a ser un club de básquet y empezó a participar del torneo de la rosarina. Con el correr de los años, la institución comenzó a practicar más deportes.

Luego, con el esfuerzo de los socios se construyó la pileta que en la actualidad tiene un natatorio de invierno, se realizaron obras en los parrilleros que dan a bulevar Avellaneda, y hace un par de años se colocó el parquet en la cancha de básquet.

En la actualidad, las principales disciplinas que se disputan a diario en el club de Lavalle son: básquet, natación, judo, kendo, patín artístico, vóley y gimnasia deportiva.

Sin dudas es uno de los tantos clubes de la ciudad que es centenario, que aún mantiene la esperanza a diario del crecimiento para que los socios puedan disfrutar de las instalaciones.

Por último, el presidente del club comentó que para el futuro hay muchas obras planeadas y espera que la institución siga en crecimiento.

Datos: Leonardo Volpe

Aquel título de la Pinasco

En sus comienzos, Atlantic era un club exclusivamente futbolístico. En 1913 participó por primera vez en el campeonato de la Liga Rosarina, aunque su presencia pasó inadvertida debido a los malos resultados que cosechó en ese torneo. Sin embargo, ese mismo año, el conjunto de segunda división jugó la Copa Pinasco y salió campeón. La cancha del equipo Verde estaba en las inmediaciones del antiguo barrio Arrillaga, en Lavalle y San Luis. De esta manera, Atlantic dejó su sello instalado en la sala de los campeones de una copa que aún se juega en la actualidad y que tiene prestigio a nivel local.

“Hay que dedicarle dos horas por día”

Luis Greppi es el presidente de Atlantic desde hace 19 años, y todos los días cuando termina su jornada laboral le dedica un tiempo a su querido Verde. Así, pasaron los años, y se le renueva el período automáticamente porque no hay socios que se comprometan con la política del club.

“Todos los días hay que dedicarle dos horas diarias para saber todo lo que pasa en el club. Atlantic para mí es el patio de mi casa, todos los días tengo que pasar. Por suerte en la actualidad, tenemos socios que se preocupan un poco más, igual no alcanza”, explicó el presidente del club. Y agregó: “Se realizan las asambleas pero nadie se presenta en las elecciones. Creo que es tiempo que los socios empiecen a comprometerse con el club porque no voy a seguir toda la vida”.

En cuanto al crecimiento del club en los últimos años, Greppi manifestó que gracias a los eventos que se realizaron, las comidas, el alquiler del salón, se pudo realizar el sueño del parquet para la cancha de básquet. Además, comentó que para otras obras se recibió un subsidio. “Nosotros tenemos que lucharla todos los días, y ese esfuerzo se ve cuando los chicos pueden venir al club y disfrutar de las instalaciones”, narró Greppi.

En la actualidad el club tiene una variada oferta deportiva para que los socios realicen distintas disciplinas. “Hoy lo más redituable es la natación y el patín. Pero es cierto que muchos de los socios se inclinan a la práctica del básquet”, expresó el presidente.

Por último, Greppi habló sobre los proyectos que tiene en el club en el futuro. “Apuntamos a tener una cancha alternativa, mejorar los vestuarios, arreglar el frente. Esos son nuestro objetivos para el año que viene”, describió. “Los ingresos alcanzan justo pero creemos y confiamos que podemos seguir creciendo para darle lo mejor al socio”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios