Política

Momento de definiciones

Atención jubilados: ¿qué se viene con Giordano a la cabeza del Ansés?

Osvaldo Giordano el 10 de diciembre se sacará los zapatos de ministro de Economía de Córdoba y se pondrá el saco de director de la Anses. Están todos tratando de adivinar qué podría hacer con las jubilaciones. ¿Por dónde va a arrancar?


Por Adrián Simioni / Cadena 3

Hay un escritor cordobés que, de golpe, se encontró con que su libro está a punto de agotarse. Pero no es un novelista. Es un ministro. Estamos hablando de Osvaldo Giordano, que el 10 de diciembre, se sacará los zapatos de ministro de Economía de Córdoba y se pondrá el saco de director de la Anses.

Su libro se llama “Una vacuna contra la decadencia” y en Buenos Aires, donde Giordano no es conocido, están todos leyéndolo tratando de adivinar qué podría hacer con las jubilaciones. Nada menos. Todos saben que para terminar con el déficit fiscal que motoriza la inflación hay que bajar sí o sí el gasto en jubilaciones y pensiones. De algún modo.

Cuando estuvo en la Caja de Jubilaciones de Córdoba lo que hizo Giordano fue transparentar las cuentas de un organismo que ni siquiera sabía bien a cuántas personas les pagaba, cortar el escándalo de beneficios superpuestos e irregulares y armonizar el régimen previsional cordobés con el nacional, lo que permitía ahorrar enormes recursos, aunque Córdoba les sigue pagando a sus empleados públicos jubilaciones muchísimo mayor que las que cobran los cordobeses que vienen del sector privado.

Cuando subió a Ministro, mantuvo la Caja bajo su control. Y en la pandemia, cuando él y Schiaretti vieron un hueco, reformaron la ley previsional cordobesa para precisar que el 82% móvil era el 82 del neto y no el 82 del bruto. Así salvó a la Provincia de volver a quebrar por tercera vez por la misma piedra. ¿Para dónde podría arrancar Giordano? Vamos por parte:

 Seguro, va a tratar de ordenar las cosas. La Anses es desde 2011 una fuente de financiamiento y de clientelismo de La Cámpora. El país está lleno de oficinitas y udais (así se llaman) plagadas de militantes rentados, con un costo de administración grotesco. Pero con eso no se elimina el déficit de un Estado que gasta un tercio de todos sus recursos en jubilaciones y pensiones.

• La otra es cumplir la ley. La ley previsional es ya muy generosa (permite jubilarse a edad muy temprana sin aportes e incluso sin haber trabajado nunca, menos de un cuarto de los beneficiarios se jubilan con todos los años de aporte). Y encima a veces esos requisitos se incumplen. Por ejemplo, se pueden hacer figurar años de aporte que en realidad no se hicieron.

 Esta es más dura. Idesa, el think tank fundado hace años por Giordano, ha cuestionado muchas veces que el 20% de los beneficiarios de Anses tiene doble beneficio. Incluso quienes jamás trabajaron. Por ejemplo, hay pensionadas viudas de jueces que, además, cobran la jubilación de ama de casa. Idesa considera “irresponsable” que se hayan dado esos beneficios sin evaluación socioeconómica.

 Otra posibilidad: fortalecer la Puam en lugar de seguir dando jubilaciones mínimas a quienes jamás trabajaron. La Puam es una pensión equivalente al 80% de la mínima.

 Más a fondo: para Giordano hacer sustentable la Anses requiere sí o sí una o varias reformas laborales. La razón es sencilla: no hay cómo pagar jubilaciones a todos si sólo aporta el 60% de los activos y encima un tercio de ellos son empleados públicos, o sea, sus aportes salen de los impuestos, no de la economía real.

El círculo de Giordano es hermético por ahora. Sólo dejan trascender esto: lo primero será ver las proyecciones demográficas y de recursos. Creen que la inflación de Massa licuó mucho las jubilaciones. Pero saben que, cuando la inflación baje, las jubilaciones volverán a crecer porque la ley hace en uno o dos trimestres recuperen la inflación pasada.

“Todo eso es para hablar con Caputo”, me dijeron, en relación al futuro ministro de Economía. Una prioridad será digitalizar trámites: mejorará la atención, pero, además mejorará los controles anticorrupción y reducirá el caos administrativo y financiero.

Por lo pronto, Giordano tiene un colaborador clave: Horacio Tomás Liendo, tal vez el mayor experto en derecho administrativo del país, capaz de sacar en una tarde las leyes, los decretos y las resoluciones de las reformas estatales más grandes que se vayan a hacer.

Comentarios